Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Economía

La interconexión colombo-panameña arrancaría en 2016

Las autoridades del país vecino ya tienen el boceto del proyecto, que incluye la ruta, costo y construcción del puente físico

La construcción de la línea de transmisión eléctrica para importar energía a Panamá desde Colombia podría arrancar en 2016, según el diseño de la obra que se encuentra en poder de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales de Colombia (ANLA) y publica el portal Portafolio.com .

El costo estimado del proyecto es 400 millones de dólares. Este recurso económico podría salir del alquiler de ‘‘porciones de la capacidad de la línea”, a propuesta de José Ignacio Quirós Ponce, exgerente de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA).

El diseño actualizado de este proyecto contempla un puente eléctrico de 600 kilómetros entre la subestación Panamá II, hasta la subestación Cerromatoso, en el departamento de Córdoba, Colombia. El corredor propuesto rodearía el golfo de Urabá, en Colombia, y cruzaría la frontera con el istmo centroamericano a través del municipio de Acandí. Esta ruta no atravesaría el Parque Nacional Darién, en Panamá, ni el Parque Nacional Natural Los Katíos, en Colombia, las dos zonas que más recelo causaron entre las autoridades y organizaciones ambientales de ambos países.

Se contempla que el proyecto de conexión eléctrica pueda transportar hasta 400 megavatios; sin embargo, el gobierno de Juan Carlos Varela, en Panamá, espera aumentarlo a 600 megavatios.

ENTRADA EN OPERACIÓN

La línea de transmisión colombo-panameña entraría en operación dentro de cuatro años. ‘Así las cosas, con base en el plan de trabajo definido, la fecha de entrada en operación de la interconexión sería el año 2018’, explicó a Portafolio.com Andrés Villegas Ramelli, de la firma Interconexión Eléctrica Panamá de Colombia (IPC), que junto a ETESA llegaron a liderar las conversaciones del proyecto.

Fuentes oficiales de ETESA aseguraron que el próximo lunes está prevista una reunión en la que se espera tratar el tema, que también puede estar en agenda de la próxima visita del presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

A juicio de un grupo de expertos energéticos panameños, el proyecto de interconexión entre los dos países es la salida más rápida a una crisis de generación y transmisión de energía que enfrenta Panamá desde hace dos años y que podría durar hasta cinco si no se toman las medidas para resolver el problema.

La importación de energía a través de un puente físico desde Colombia garantizaría el suministro nacional durante los próximos 20 años. Pero, el proyecto eléctrico no sólo contribuiría a suplir la creciente demanda de energía que está experimentando el país, que anualmente crece entre 6% y 7%, sino que permitiría exportar los excedentes hacia los países del centro y norte de América .

Se espera que el próximo 25 de julio, cuando el presidente de Colombia visite a su homólogo panameño, este tema esté en la agenda. La idea sería reactivar el proceso, que fue frenado durante la administración de Ricardo Martinelli, quien declaró no tener los recursos para su desarrollo.

El proyecto de interconexión eléctrica aún debe ser aprobado por la ANLA para luego ser sometido a un estudio de impacto ambiental.