24 de Feb de 2020

Economía

‘No hay una amenaza de no cumplir con los compromisos’

Sin pelos en la lengua, el reconocido economista lanza sus dardos contra la administración Martinelli por el manejo de las finanzas

‘No hay una amenaza de no cumplir con los compromisos’
Felipe Chapman, socio de la consultora Indesa.

Felipe Chapman, uno de los analistas financieros de mayor renombre en el país, está convencido de que la estrechez fiscal que enfrenta la actual administración de gobierno no será problema para cumplir con los compromisos financieros que tiene Panamá. A su juicio, el grado de inversión no se afectará porque existe la capacidad para enfrentar las deudas. Califica la administración del expresidente Ricardo Martinelli como la más imprudente en el manejo de las finanzas del Estado.

¿CÓMO EVALÚA EL CLIMA DE INVERSIÓN FRENTE A LA CRISIS ENERGÉTICA QUE ENFRENTA EL PAÍS Y LA REDUCCIÓN DE LOS ESTÍMULOS ECONÓMICOS?

Has mencionado temas muy amplios que dan para conversar por muchas horas. El mercado de energía eléctrica está atravesando por una situación que ofrece riesgo, pero a su vez oportunidades. Oportunidades para nuevos entrantes en el mercado que estén interesados en participar en el parque de generación de energía eléctrica. Desde un punto de vista más macro, lo que mencionabas de la reducción de los estímulos en los Estados Unidos, pareciera haber un alto grado de consenso que, ese fin del relajamiento cuantitativo o de la expansión monetaria, va a llevar hacia un progresivo aumento de las tasas de interés. Esto ha tomado más tiempo de lo que muchos pensábamos. Es más, si seguimos los mercados en los últimos días, pareciera que todavía los mercados están anticipando que tomará tiempo antes de que el retiro de los estímulos se empiece a traducir en tasas de intereses más altas en el mercado. Eso ha creado condiciones muy favorables en el mercado de capitales.

EN PANAMÁ HAY PROBLEMAS FISCALES Y EXISTE LA POSIBILIDAD DE QUE SE SUBA EL TECHO DEL DÉFICIT, ¿CÓMO ANALIZA ESTO?

Lo que uno puede prever es que estamos enfrentando una situación en la que se van a adoptar medidas prudentes que se pueden traducir a muy corto plazo en una contención del gasto, en ser mucho más conservadores en el gasto público. Eso debe llevar a que el balance fiscal esté bajo control y que, en efecto, lamentablemente, la administración anterior fue muy laxa.

¿LLEVARÍA ESTE MANEJO DEL PAÍS A UNA RECESIÓN?

¡No! Recordemos que cuando uno mira el balance fiscal, una parte importante de los egresos viene de los gastos de capital, que son inversiones, no es operativo. Eh...! ahora mismo no hay una amenaza de que tiene que haber una contracción del gasto operativo, más bien lo que va a tener que haber es una priorización y una racionalización en los gastos de capital, que no es otra que la inversión pública, a diferencia de otros países donde el déficit era producto de los egresos operativos, no de las inversiones, que no es el caso de Panamá.

ALGUNAS CALIFICADORAS PREVEÍAN QUE EL DÉFICIT SE DERRAMARÍA, ¿AFECTARÁ ESTO AL GRADO DE INVERSIÓN?

Yo creo que a corto plazo no porque... está relacionado a mi comentario anterior. Los resultados no son producto de una estrechez operativa. Ha estado creciendo el gasto operativo, sin lugar a dudas, pero lo que ha estado produciendo el déficit es la parte expansiva del gasto de capital, lo cual deja un amplio margen para poder servir las obligaciones financieras. Panamá no está en una situación donde hay una amenaza de no poder cumplir con las obligaciones financieras, estamos lejísimo de eso. Ahora bien, que las calificadoras estén satisfechas de esto no significa que como panameño tenga que coincidir con eso. Panamá tiene capacidad financiera de contratar aún más deuda, ¿deberíamos hacerlo? En mi opinión, no deberíamos hacerlo.

ES PREOCUPANTE EL AUMENTO EN EL TECHO DEL DÉFICIT. ESTO PARECE HABERSE CONVERTIDO EN UNA COSTUMBRE DE LOS GOBIERNOS.

El campeón en esto fue el gobierno de Ricardo Martinelli. Para sorpresa de muchos, fue la administración más imprudente en lo fiscal. Aunque a mí me sorprende que hayan tantos sorprendidos... uno lo dijo desde el inicio, pero no nos prestaron atención a lo que decíamos.