Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Economía

EEUU celebró el Día del Trabajo

El 12% de los trabajadores está representado por sindicatos y las remuneraciones reales llevan tres décadas estancadas

EEUU celebró el Día del Trabajo
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

En Estados Unidos, donde apenas el 12% de los trabajadores está representado por sindicatos y las remuneraciones reales llevan tres décadas estancadas, el Día del Trabajo se dio ayer con un desempleo pertinaz.

Y como hace 85 años, el Día del Trabajo encuentra los mercados de valores y la especulación financiera en una bonanza sin precedentes.

Al mes siguiente de su celebración en 1929, un ‘viernes negro’ de pánico financiero abrió la senda a la Gran Depresión. Según las cifras del Departamento de Trabajo, entre 1979 y 2013 la productividad de los trabajadores estadounidenses ha crecido un 64.9% y las remuneraciones de los que no tienen un puesto de gerencia, es decir más del 80% de la fuerza laboral del sector privado, crecieron un 8%.

Cuando se hace el ajuste por inflación el ingreso real medio de los hogares es ahora un 10% menor que en 2000 y más bajo que en 1989.

El propio presidente Barack Obama defendió este fin de semana una subida del salario mínimo en todo el país, de los actuales 7.25 dólares la hora a 10.10 dólares, es decir, un 39.3%. ‘Estados Unidos se merece un aumento de sueldo’, afirmó Obama, al insistir en un proyecto que considera que no sólo beneficiará a los trabajadores, sino también a las empresas por su efecto positivo en el consumo.

Los economistas Daniel Greenwald y Sydney Ludvigson, de la Universidad de Nueva York, y Martin Lettau, de la de California, mostraron en un artículo reciente que, en los últimos 35 años la economía de EEUU ‘ha redistribuido la compensación alejándola de los trabajadores y llevándola a los accionistas’.

Las cifras de la Oficina del Censo, por su parte, muestran que más de 51 millones de personas reciben cupones de alimentos y 83 millones reciben subsidios para la asistencia médica en el programa Medicaid.

Es decir, más de un tercio de la población de Estados Unidos recibe asistencia del Gobierno. Cinco años después de concluida la recesión, el índice oficial de desempleo sigue en el 6.2%.