25 de Feb de 2020

Economía

Cancelan contrato a Cobranzas del Istmo

La resolución de nulidad de este contrato es el primer acto administrativo de la DGI, luego del fallo en firme de la CSJ

Cancelan contrato a Cobranzas del Istmo
Publio Cortés, director designado de la DGI.

El recién designado director general de Ingresos del Ministerio de Economía y Finanzas, Publio Ricardo Cortés, decretó ayer la nulidad absoluta del contrato N°100, pactado entre el Estado y la empresa Cobranzas del Istmo, en agosto de 2010, por violación a la Constitución.

‘De acuerdo con la Ley de Contrataciones Públicas, la violación de la Constitución es una causal de nulidad absoluta de un contrato público. Y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha dicho que la inconstitucionalidad de un contrato público no es de su competencia, de modo que la Dirección General de Ingresos (DGI), como entidad contratante, puede resolver el tema’, explicó Cortés mediante un comunicado.

La resolución de nulidad de este contrato es el primer acto administrativo de la DGI, luego del fallo en firme de la CSJ.

La cancelación del contrato a la empresa privada Cobranzas del Istmo fue solicitada por los expertos en este sector alegando que la recaudación de impuestos no le correspondía a terceros porque implica brindar información confidencial de los contribuyentes, explicó José Javier Rivera, abogado tributarista.

Cortés en sus primeras declaraciones respaldo esta premisa ‘ se ha violado el artículo 42 de la Constitución porque se ha permitido a una entidad pública como la DGI compartir con una empresa privada información confidencial de las empresas y demás contribuyentes, cuando la obligación del Estado es más bien proteger esa confidencialidad’, destacó el director.

Rivera, además, criticó las prácticas ortodoxas de cobro de impuesto de la empresa privada que iban desde amenazas de embargos y secuestros.

El Estado le pago comisiones a la empresa Cobranzas del Istmo por más de 39 millones de dólares en los dos últimos años. Según informes oficiales, en el 2013 se le pagaron comisiones por 9 millones de dólares; sin embargo, en el primer semestre de 2014 los pagos aumentaron a 30 millones de balboas por el mismo concepto, a pesar de que los ingresos tributarios directos (que incluyen Impuesto Sobre la Renta y el Impuesto de Inmueble) están en negativo desde marzo, comparado con el 2013.