21 de Feb de 2020

Economía

Aplazarían Ley 7 por impactos negativos

La Asamblea Nacional aprobó atrasar un año la puesta en vigencia de la norma

La entrada en vigor del Código de Derecho Internacional Privado, que impacta los servicios internacionales, el otorgamiento de préstamos, el registro de naves y el comercio, sería aplazada hasta el 8 de noviembre de 2015.

Inicialmente, se contemplaba que este código empezaría a regir a partir del 8 de noviembre de 2014. Sin embargo, el viernes 23 de octubre, la Asamblea Nacional aprobó un proyecto de ley que retrasa un año su puesta en vigencia.

El proyecto de ley 98, que prorroga la vigencia de la Ley 7 del 8 de mayo de 2014, por la cual se creó el código privado, ofrecerá espacios a los estamentos de la sociedad panameña que pueden verse afectados, con el objetivo de lograr un texto que regule las relaciones privadas en el ámbito internacional sin perturbar de manera adversa los intereses económicos de Panamá, aseguró la Asamblea Nacional en su página web.

Se le está dando ‘más tiempo a discusión y quizás enmiendas necesarias’, explicó Iria Barrancos, abogada y presidenta de la Asociación Panameña de Derecho Marítimo (Apademar).

El proyecto de ley 98 está pendiente de ser sancionado por el presidente y su posterior publicación en Gaceta Oficial.

La Ley 7 afectaría de forma negativa el registro de naves, el sector financiero y el resto de los servicios internacionales, que representan el 80% de la economía panameña, han señalado expertos. El argumento de quienes propusieron derogar esta norma, mediante el proyecto de ley 98, es que impacta a todos los sectores de la economía.

LA INICIATIVA

El código encarece la inversión extranjera en el país y, como consecuencia, la desincentivará, por lo que bajarán las ventas de activos panameños, la prestación de servicios y la importación de productos.

Además, se verían reducidos los trabajos de los nacionales que se basan en servicios que se prestan a los extranjeros. Entre ellos, el registro de naves, donde el istmo es líder mundial.

‘Las naves de nueva construcción se irían a registros más competitivos y las inscritas con hipotecas serían transferidas a otras banderas’, dice la exposición de motivos del proyecto de ley 98. Esta iniciativa fue propuesta por Ana Matilde Gómez, Adolfo Valderrama, Javier Ortega, Juan Carlos Arango y Fernando Carrillo.