Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Economía

El ansia de China por obtener más energía limpia

El país asiático espera instalar hasta ocho gigavatios de pequeños sistemas solares este año 2014

El ansia de China por obtener más energía limpia
La producción de tanta energía en zonas aisladas crea cuellos de botella.

China, el mayor mercado solar del mundo durante dos años consecutivos, está presionando para instalar más paneles en las fábricas, escuelas e incluso en los invernaderos, ya que trata de cumplir con sus objetivos en virtud de un histórico acuerdo sobre el clima con los Estados Unidos.

China espera instalar hasta ocho gigavatios de pequeños sistemas solares este año, 10 veces más de lo que se construyó el año pasado.

El país tenía casi 20 gigavatios de capacidad solar a finales de 2013, una cifra comparable a cerca de 20 reactores nucleares.

La mayoría de esta procedía de granjas solares masivas en lugares remotos, y los políticos ahora están promoviendo sistemas más pequeños cerca de donde se los necesita.

El impulso para la promoción de un uso más amplio de la energía solar en los tejados se produce en medio de crecientes preocupaciones sobre la salud, vinculadas al smog dentro de su propia población y desde las empresas extranjeras. También se suma al esfuerzo de la nación para ser un líder dentro de la comunidad global del clima.

Las cifras ponen de manifiesto los cambios. El carbón componía el 64% de la mezcla de electricidad de China en 2013, por debajo del 68% en 2010, según datos de Bloomberg.

La proporción solar en la generación de electricidad se elevó a 2%, desde el 0.08% de hace cuatro años, duplicando la cuota de la energía nuclear el año pasado.

‘La energía solar es en realidad la más atractiva cuando se utiliza el tejado, ya que elimina la inversión de transmisión y distribución’, dijo Ahmad Chatila, máximo responsable ejecutivo de SunEdison Inc., con sede en St. Peters, Misuri.

La producción de tanta energía en zonas aisladas crea cuellos de botella en la red. La llamada energía distribuida, sistemas más pequeños instalados localmente, elimina la necesidad de cables de transmisión costosos y acelerará la transición del país desde las plantas eléctricas de carbón, que ayudan a crear parte del aire más sucio del mundo.

La Administración Nacional de Energía de China introdujo políticas en septiembre dirigidas a impulsar el uso de la energía solar distribuida. Las compañías en China y en otras regiones están respondiendo.

China se ha fijado la meta de instalar ocho gigavatios de sistemas pequeños este año y seis gigavatios para proyectos de mayor envergadura.

JinkoSolar Holding Co., el tercer mayor fabricante de paneles de China, acordó en julio con China Minsheng Banking Corp. hasta 1,000 millones de yuanes (161 millones de dólares) en financiamiento para la energía solar distribuida.

Un préstamo de 88.8 millones de yuanes, para un proyecto de energía solar en tejado de 20 megavatios en la provincia de Zhejiang, será el primero bajo el acuerdo.