28 de Nov de 2022

Economía

Arroceros de la región se citan en Panamá

Aunque en esta oportunidad Panamá se convierte en el anfitrión del organismo internacional, su hectareaje arrocero sigue en detrimento

Arroceros de la región se citan en Panamá
En Panamá, el hectareaje de arroz sigue cayendo.

A partir de hoy, jueves, Panamá se convierte en el anfitrión de la XXXVI Reunión del Cómite Administrativo del Fondo Latinoamericano para Arroz de Riego (FLAR), un encuentro en donde los 17 países miembros establecerán las proyecciones que ejecutarán en los próximos años.

La reunión, que culmina mañana, viernes, reúne a diversas organizaciones vinculadas al arroz de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Nicaragua, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, además del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), como socio estratégico, explica una nota del presidente del FLAR, el dominicano Eduardo Graterol.

El FLAR es una alianza público-privada que busca mejorar la competitividad y la sostenibilidad de los sistemas de producción de arroz, con un enfoque de ecoeficiencia.

PANAMÁ

Aunque en esta oportunidad Panamá se convierte en el anfitrión del organismo internacional, su hectareaje arrocero sigue en detrimento. La situación se agravó por los cambios climáticos que afectan a las principales zonas productoras del país.

Según cálculos de las asociaciones de productores de arroz, este año el hectareaje cultivado es inferior a las 40 mil hectáreas. Curiosamente, entre 1999 y 2001 —antes de la aparición del ácaro Spinki— en el país se cultivaban unas 76 mil hectáreas de arroz, las que incluso arrojaban un excedente de 1.2 millones de quintales.

Para resguardar su seguridad alimentaria, Panamá importa unos dos millones de quintales de arroz por desabastecimiento, aparte de la entrada de la cuota arrocera de la Organización Mundial del Comercio.

No obstante, para enfrentar esa realidad, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario estableció, en la Gaceta Oficial N°27626-A, el pago de 7.50 dólares a los arroceros por cada quintal en cáscara, húmedo y sucio puesto en los molinos. El subsidio asciende a un sacrificio fiscal de más de 20 millones de dólares.

Los molineros pagarán 17 dólares a los arroceros por el quintal de arroz en cáscara, mientras que el Gobierno les dará a los productores un estímulo de 7.50 dólares, lo que equipara el precio de venta a los molinos de 24.50 dólares para el año agrícola 2014-2015. Sin embargo, los arroceros han advertido al Gobierno que tiene hasta 30 de mayo del 2015 para cancelarle los 7.50 dólares; de lo contrario, tomarán medidas, ya que el periodo de cosecha de arroz termina en abril del 2015.