28 de Nov de 2022

Economía

Déficit primario es cinco veces más alto

Al cierre de 2014, el déficit primario del sector público sumó $1,037.4 millones. En un año, creció un 413%

Panamá no solo tiene déficit fiscal en el Sector Público No Financiero (SPNF). En los últimos tres años, el balance fiscal también arroja un déficit primario —que surge del exceso de gastos (sin pago de intereses) sobre los ingresos totales—.

En el 2014, con respecto al 2013, el déficit primario del sector público se quintuplicó. En el 2013, el déficit primario sumó $202 millones y en 2014 alcanzó $1,037.4 millones. Otra manera de interpretarlo es señalando que de 2013 a 2014 aumentó en 413%.

¿DÉFICIT PRIMARIO?

Existe un déficit primario cuando el balance del sector público arroja un déficit fiscal, y el mismo es mayor que los intereses de la deuda. Por ejemplo, en el 2014 el balance fiscal arrojó un déficit de $1,880 millones y el costo de los intereses sumó $842 millones. En este caso, la diferencia entre los dos causó un déficit primario de $1,037 millones el año pasado.

Las consecuencias del déficit en el balance del sector público son conocidas. El mismo conlleva al incremento de la deuda pública.

En el caso específico del déficit primario, de persistir en el tiempo, conduce a restricciones del crédito en el mercado internacional.

El economista Raúl Moreira considera que si las finanzas públicas continúan arrojando déficits fiscales por encima de los intereses de la deuda, habrá que disminuir los recursos que se destinan a satisfacer las necesidades de las poblaciones más vulnerables.

Moreira cree que el excesivo aumento del déficit primario no provocará restricciones en el crédito internacional porque la deuda está respaldada por calificadores de riesgos, que han otorgado al país un grado de inversión por su estabilidad financiera y política. No obstante, las calificadoras de riesgo han advertido en varias ocasiones del deterioro fiscal que ha experimentado el país en los últimos años.

La consultora económica Luisa Turolla respalda la tesis de Moreira. La experta señala que los créditos internacionales ‘no se verán afectados por el incremento del déficit primario porque la base macroeconómica del país es sólida y, además, la perspectiva del crecimiento es positiva’. ‘La estabilidad económica, por sí sola, respalda cualquier crédito que solicite el país a nivel internacional’, dijo.

Sin embargo, la consultora recomienda actuar con prudencia fiscal porque ‘el crecimiento económico no será eterno y hay que estabilizarse para que evitar frenos bruscos que afectan a todos’.

El incremento del déficit primario no ha tenido consecuencias internacionales, pero sí locales. ‘El gobierno de Juan Carlos (Varela) ha tenido que contraer gastos y hasta aumentar el techo fiscal para enfrentar los compromisos de su administración. Tenemos una gestión pública que está detenida’, esto puede ser consecuencia del crecimiento del déficit, concluyó Turolla.

El incremento del déficit primario se produjo en un año electoral en el que se denunció el uso de recursos públicos para financiar la campaña política del candidato del gobierno.