Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Economía

Panamá, uno de los países con menor gasto público social

El crecimiento del país no se refleja en su inversión social. Con menos crecimiento, Uruguay y Bolivia redujeron más sus niveles de pobreza

Panamá, uno de los países con menor gasto público social
La inversión en viviendas, agua y alcantillarado se descuidó en la pasada administración de Gobierno.

El porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) que invierte Panamá en gasto público social (salud, educación, vivienda y seguridad social) es uno de los dos más bajos de América Latina y el Caribe, según un informe del Consejo Económico para América Latina (CEPAL).

El documento, titulado Anuario Estadístico de América Latina y el Caribe de 2014, reveló que, en el año 2013, el gasto público social panameño fue cercano al 7.4% del PIB.

Solo Guatemala, con una inversión de 7% del PIB, entre los países que aparecen en el reporte, hizo una aporte menor para mejorar las condiciones de vida de su gente.

Otros países con una baja inversión pública social fueron Ecuador (8%), Jamaica (9%), Perú (9%) y México (10.5%).

Por el contrario, los países con el mayor gasto público social como porcentaje del PIB en la región fueron Argentina (27%); Brasil (26%); Uruguay (24%); Costa Rica (23%); Venezuela (21%), República Dominicana (18.5%) y Paraguay (17%).

Los resultados del reporte de la CEPAL coinciden con las preocupaciones de que el crecimiento económico panameño no está llegando a todos. En los últimos diez años, el país registró un crecimiento promedio anual de 8% y, sin embargo, el 25% de su población no tiene servicios sanitarios, 5% no tiene agua potable, 11% sufre de desnutrición, 19% no se alimenta adecuadamente y otro 11% vive en casas con pisos de tierra.

El economista Adolfo Quintero señaló que en el periodo en el que se hizo el estudio, la administración de gobierno, dirigida por Ricardo Martinelli Berrocal, estaba enfocada en desarrollar un agresivo plan de infraestructura en la ciudad capital, en detrimento de las inversiones sociales. ‘Se priorizó la construcción de infraestructura y se descuidó el combate a la pobreza’, señaló el economista.

Quintero agregó que, entre 2013 y 2014, Panamá fue el país de mayor crecimiento económico en América, pero, la reducción de la pobreza fue relativamente baja. La pobreza extrema disminuyó sólo 0.2, mientras la pobreza general, 0.5%. En contraste, en Colombia, Bolivia y Uruguay, las tasas de crecimiento fueron menores, pero la reducción de la pobreza alcanzó más de dos dígitos.

En el ‘Plan Estratégico del Gobierno 2014 a 2019’, elaborado por el Ministerio de Economía y Finanzas), las autoridades reconocen que ‘la participación de la población panameña en los beneficios del progreso social es muy desigual’. De hecho, Panamá es uno de los países de América Latina y el Caribe con peor distribución de riqueza a pesar de tener un PIB per cápita de $9,107, uno de los mejor dotados del subcontinente.

Para el 2015, de acuerdo a la presentación de motivos del presupuesto de la nación, se asignó al Ministerio de Educación $1,286.5 millones; al de Salud $1,987 millones; al de Vivienda $257.3 millones y para el de Desarrollo Social, $279 millones.