Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Economía

Apuesta del Canal de Panamá al GNL preocupa a los prácticos

Las nuevas esclusas, cuya dimensión es de 55 metros de ancho, fueron diseñadas para que pasen barcos de hasta 49 metros de ancho

Apuesta del Canal de Panamá al GNL preocupa a los prácticos
Las nuevas esclusas fueron diseñadas para que pasen buques de hasta 49 metros de ancho.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) le apuesta al mercado nuevo del Gas Natural Licuado (GNL) para mantener la competitividad de la vía, pero los prácticos advierten que hay que tomar las medidas necesarias por el tipo de carga durante los tránsitos en el canal ampliado.

‘El mercado del GNL no se tomó en cuenta cuando se hicieron los planes de ampliación de la vía y, aunque nos parece muy bueno que la ACP quiera captarlo y sacarle provecho, hay que tomar precauciones que van mucho más allá de evitar un accidente’, advirtió el secretario general de la Unión de Prácticos del Canal de Panamá, Rainiero Salas.

Según Salas el buque es muy peculiar, siempre está botando el gas licuado por el tema de diseño y por el tipo de carga volátil: ‘Es un buque que, en todas partes del mundo, se le dan ciertas restricciones por el tema de explosividad y no debe ser tratado como cualquier buque’.

Para Salas, este tema les preocupa aún más porque las nuevas esclusas, cuya dimensión es de 55 metros de ancho (53 metros de ancho real), fueron diseñadas para el paso de buques de hasta 49 metros de ancho y los buques de este nuevo mercado son de 51.2 metros de ancho y ya la ACP les consultó si podían hacer la maniobra.

‘Actualmente nosotros metemos buques de 32 metros de ancho en una esclusa de 33 metros de ancho, pero con locomotoras, lo que hace una diferencia bien grande, y el canal ampliado no va a contar con locomotoras’, insistió.

Explicó que ya han tenido conversaciones con el administrador de la vía interoceánica sobre este tema y se han puesto en contacto con organizaciones internacionales que operan este tipo de buques, quienes nos han manifestado que, incluso hasta hay puertos que cierran para el traslado de estas naves y, en otros menos estrictos, dejan un espacio suficiente antes y después del buque.

‘Entendemos que el mercado cambió y que el GNL puede ayudar a tapar los huecos que dejaron los contenedores que se fueron hacia las competencias del Canal, pero nos están poniendo en una situación difícil’, dijo.

Entre 15 a 19% podría representar el tránsito de los buques de Gas Natural Licuado (GNL), entre los años 2020 a 2025 por el Canal de Panamá, informó la gerente ejecutiva de la División de Análisis Económico e Investigación de Mercado de la vía interoceánica, Silvia de Marucci.

El nuevo y potencial mercado de GNL en Estados Unidos es sumamente atractivo para el Canal de Panamá porque el principal comprador de este producto es Asia, que históricamente emplea como ruta principal de tránsito la vía interoceánica panameña para las mercancías que vienen de la Costa Este de Estados Unidos.

‘Cuando hicimos los estudios de mercado en el 2001-2002, nadie se imaginó que Estados Unidos iba a encontrar esa cantidad de metano a raíz de la fractura de la roca y, en el 2006, comenzamos a ver que había mucho desarrollo porque no solo se encontró GNL, sino otros productos como petróleo, gas propano y gasolina natural’, enfatizó.

En ese sentido, Salas reiteró que pueden comprender que el mercado cambió, pero lo que no cambia nunca es la seguridad.

‘Nuestra inversión como panameños de $5,250 millones, si se implementa el plan maestro solamente, nos llevaría a entre 350 ó 360 millones de toneladas; para lograr una cifra mayor tendríamos que elevar los niveles de riesgo porque los cauces fueron diseñados para que los buques se puedan encontrar de cierto tamaño en el cauce, especialmente en el corte culebra, de hasta 212 pies o decir 64.4 metros de mangas combinadas’, afirmó.

El escenario pesimista planteado por los estudios del Plan Maestro de ampliacíón del Canal de Panamá apuntaba a 479 millones de toneladas anuales, cifra que ha seguido disminuyendo debido a los cambios en el mercado internacional; cambios que tampoco han permitido subir la tarifa de la vía acuática.

‘Esas cifras se podían obtener del canal actual sin implementar ningún tipo de mejora, lo cierto es que lo que estaba en el plan maestro no era simplemente un escrito estaba sustentado por una serie de estudios de la ACP y esos son los estudios que hemos estado analizando’, destacó.

El proyecto del tercer juego de esclusas registraba, al 28 de febrero pasado, un avance de 83%. Todo el programa de ampliación cuenta con un progreso de 86%.

==========

Rainiero Salas

‘ Actualmente nosotros metemos buques de 32 metros de ancho en una esclusa de 33 metros de ancho, pero con locomotaras’,

SECRETARIO GENERAL DE LA UNIÓN DE PRÁCTICOS

CAPACITACIÓN

‘Cuatro meses no es suficiente’, Salas

La Autoridad del Canal de Panamá implementará, para los prácticos de la vía, un ambicioso plan de capacitación que incluye el alquiler de un buque granelero por 90 días para hacer tránsitos en las nuevas esclusas y la construcción de un centro de capacitación con modelos de buques a escala en Summit.

Ambas iniciativas estarán operativas en los meses de diciembre 2015 y enero 2016, por lo que los prácticos advierten que cuatro meses no son suficientes para capacitarlos (tomando en cuenta que la ampliación esté lista y operando en abril de 2016) en un tema totalmente nuevo para ellos.

‘Cuatro meses no son suficientes si se cuenta con una fuerza de prácticos de 270 personas’, insistió.

Del 2012 al 2014, un total de 182 prácticos del Canal y 70 Capitanes de Remolcadores, se han capacitado en el Centro de Simulación, Investigación y Desarrollo Marítimo (SIDMAR) del Canal de Panamá con modelos de buques pospanamax, indicó Peter Pusztai, de la Unidad de Adiestramiento Marítimo del Canal de Panamá.

==========

TRÁNSITO Y CARGA

Los resultados, a enero, muestran números rojos en el Canal de Panamá.

2.6%

disminuyó el tránsito de naves por el Canal de Panamá si se compara enero de este año con su similar del 2014.

$28.2

millones fueron las toneladas netas registradas en el mes de enero pasado, mientras que, en su similar de 2014, fue de $28.8 millones.

19

millones de toneladas largas fue el volumen de carga transportada en enero pasado, según la Contraloría General de la República.