Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Economía

De Lima: Jamás hubo comunicación con Cobranzas del Istmo

De acuerdo con el entonces presidente de Tocumen, S.A., la decisión de pagar $72 millones en impuestos atrasados fue tomada con la ANIP

De Lima: Jamás hubo comunicación con Cobranzas del Istmo
Frank De Lima habló con el economista Aristides Hernández para el Think Tank de ‘La Estrella de Panamá'.

Frank De Lima, exministro de Economía y Finanzas y expresidente de la Junta Directiva de Tocumen, S.A., reconoció que, en 2013, tomó la decisión de pagar los impuestos que adeudaba Tocumen, S.A. al Estado. Lo que no explica es cómo la empresa Cobranzas del Istmo, S.A. (CISA) terminó obteniendo $21.8 millones en comisiones por una gestión de cobros que no realizó.

En una entrevista exclusiva con el economista Aristides Hernández, que será publicada mañana miércoles 6 de mayo, en la sección ‘Think Tank' de La Estrella de Panamá , el exministro de Economía y Finanzas aseguró que fue sorprendido con la noticia del pago de esas comisiones a CISA. Sus palabras confirman lo que previamente había señalado a este medio de comunicación Joseph Fidanque, actual gerente de Tocumen, S.A.

‘Estoy seguro de que CISA nunca realizó una gestión de cobros en Tocumen. El tema de los impuestos morosos se trató en una reunión entre el gerente general y el de finanzas, en conjunto con la fenecida Autoridad Nacional de Ingresos (ANIP) ‘, detalló De Lima.

En aquel momento, el gerente general de Tocumen, S.A. era Juan Carlos Pino y la ANIP estaba dirigida por Luis Cucalón, quien ha sido señalado por supuestamente insertar un documento falso para favorecer la contratación de la empresa CISA, para que actuara como gestora de cobros morosos entre 2010 y 2014.

El pago de los impuestos se decidió siguiendo la recomendación de una calificadora de riesgo, con el objetivo de dar más seguridad a los tenedores de títulos de valores, en momentos en que se hacía una emisión de bonos para financiar la ampliación del aeropuerto internacional.

‘Esta fue una transacción pública y transparente', añadió De Lima.

A través de la emisión de bonos por un valor de $650 millones, con una tasa de interés fija de 5.75% anual, con vencimiento en el 2023, la empresa estatal obtuvo los $100 millones que utilizó para cumplir con la deuda morosa que mantenía con el Estado, en concepto de impuestos.

LA TERCERIZACIÓN

En relación a la tercerización de los cobros de impuestos, contemplada en la Ley 33 del 30 de junio de 2010 y el Decreto Ejecutivo N° 22 de 17 de marzo de 2010, De Lima aseguró que los funcionarios del despacho superior del Ministerio de Economía y Finanzas —Alberto Vallarino, Dulcidio De La Guardia y él mismo— avalaron este proyecto.

El exministro y expresidente de Tocumen reveló detalles del cobro tercerizado de impuestos morosos que se dio durante la pasada administración y que implicó el pago de unos $47.1 millones en comisiones a la empresa Cobranzas del Istmo.

Entre esas comisiones figuran unos $21.8 millones por los cobros a la empresa estatal que maneja la principal terminal aérea del país.

De Lima señaló que la decisión de contratar a una empresa gestora de cobros se produjo como consecuencia de la incapacidad de la Dirección de Ingresos para recuperar más de mil millones de dólares en impuestos morosos. ‘No existía el personal suficiente ni capacitado para esa gestión', agregó.

Él no tuvo ninguna objeción en copiar el modelo de la empresa privada para cobrar saldos morosos, dijo. ‘Estuve de acuerdo en que se buscara un tercero, pero no estuve involucrado en la elaboración del contrato que se le otorgó a la empresa', puntualizó.

Fue Frank De Lima, como presidente de la junta directiva de Tocumen, quien autorizó el traspaso de los $72 millones a las arcas de la ANIP, para cancelar los impuestos morosos de la terminal.

==========

Frank De Lima

‘La comunicación era directa entre el gerente y DGI y después ANIP',

EXPRESIDENTE DE TOCUMEN, S.A