Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Economía

$600 millones adeuda el Estado a los empresarios

El contralor detalló que se han suspendido algunos pagos y que la mayoría de los refrendos se han ejecutado

$600 millones adeuda el Estado a los empresarios
Durante la cortesía de sala ofrecida por la CCIAP, ayer, al contralor, Federico Humbert (izq.).

Unos $600 millones adeuda el Estado a empresarios de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), informó el presidente de este gremio, José Luis Ford.

‘El 41% de los agremiados tiene cuentas con el Estado que no han sido pagadas y que tienen más de 12 meses', precisó.

Por su parte, el contralor de la República, Federico Humbert, detalló que el jueves 30 de abril era la fecha para pagar las cuentas de vigencias expiradas y la entidad que él dirige, en conjunto con los ministerios, trabajaron las últimas tres semanas para tratar de desahogar todas las deudas.

‘Lo que sí puedo garantizar es que las cuentas que no han sido pagadas por el Estado es porque consideramos que fueron onerosas o que tienen algún tipo de auditoría ocurriendo en estos momentos', explicó Humbert.

El contralor detalló que se han suspendido algunos pagos y que la mayoría de los refrendos se han ejecutado. ‘Lo que queda pendiente es relativamente poco, son solo temas de aquellas compras o aquellos suplidores que tenían algún tipo de auditoría o alguna duda en los procesos; sin embargo, se desahogarán en su debido momento en las respectivas fiscalías o en las auditorías'.

En ese sentido, el presidente de la CCIAP dijo que no ‘patrocinan' a los empresarios que están involucrados en malos manejos y que están a favor de las auditorías, pero ese no es el caso de todos y que, en la medida en que la plata comience a circular, la economía adquirirá el ritmo que tenía antes.

‘Aspiramos a que las investigaciones que se realizan a exfuncionarios y empresas para deslindar responsabilidades frente a los señalamientos de delitos contra la administración pública, no desmotiven al sector privado a cerrar contratos con el gobierno, pues no es un pecado venderle al Estado', acotó.