Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Economía

Grecia propone reestructuración de su deuda

Este plan prevé la reducción de la deuda, que actualmente alcanza casi el 180 % del Productor Interior Bruto (PIB)

Grecia propone reestructuración de su deuda
Con este plan, Grecia prevé la reducción de la deuda, que actualmente alcanza casi el 180 % del PIB.

El Gobierno griego ha presentado a las instituciones una nueva propuesta, más específica, sobre la reestructuración de la deuda, según un documento filtrado por el diario Financial Times.

Este plan prevé la reducción de la deuda, que actualmente alcanza casi el 180 % del Productor Interior Bruto (PIB), al 93 % en 2020 y al 60 % en 2030.

El documento propone que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) asuma los bonos del Estado griego, que ahora están en posesión del Banco Central Europeo (BCE), y que tienen un valor total de 27,000 millones de euros.

Al pasar a deber al MEDE en lugar del BCE, Grecia conseguiría un doble beneficio. Por una parte, pagaría intereses más bajos que los previstos para los bonos en manos del Banco Central Europeo y por otra, el nuevo préstamo vencería más tarde.

De ser aceptada, esta propuesta tendría un efecto inmediato para el país, pues en julio y en agosto vencen bonos en manos del BCE por un valor total de 6,790 millones de euros, que Grecia no está en situación de devolver.

El Gobierno griego propone, además, la transformación de los préstamos bilaterales con sus socios europeos correspondientes al primer rescate en bonos perpetuos o bonos cuyo interés vaya ligado a la evolución del PIB heleno.

Para la devolución de la deuda griega al Fondo Monetario Internacional (FMI), el Ejecutivo propone que se pague inmediatamente el 45 % (9,000 millones de euros de un total de 19,960 millones de euros), utilizando los beneficios de los bonos helenos que están en manos del sistema monetario europeo.

El documento propone, asimismo, una quita del 50 % del préstamo contratado con el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), por un valor de 144,000 millones de euros, y el alza del tipo de interés del 2.5 % al 5 %.

El beneficio para Grecia sería la reducción nominal de su deuda, mientras el coste para los acreedores sería mínimo gracias a la multiplicación por dos del tipo de interés para los 72,000 millones de euros que el país heleno devolvería tras el vencimiento del préstamo.