Temas Especiales

11 de May de 2021

Economía

Panamá pierde 14,650 hectáreas de arroz

El grano más consumido en el país disminuye cerca de un 15% en terrenos sembrados y 11% de los quintales cosechados

En el año agrícola 2013-2014, la superficie sembrada de arroz fue de 102,590 hectáreas. Pero —pese al Pacto Nacional por el Agro, programa lanzado el año pasado por el presidente de la República, Juan Carlos Varela— en el año agrícola 2014-2015 la cantidad de hectáreas sembradas del grano más consumido a nivel nacional cayó a 87,940, de acuerdo con el último informe de la Contraloría General de la República ( Ver recuadro ).

Y como es un efecto dominó directo, la cosecha del año agrícola 2014-2015 tuvo un bajón de 11.2%, lo que representa 711,200 quintales menos (Ver recuadro ).

La producción chiricana, que es la más importante del país, pasó de sembrar 21,660 hectáreas a 18,360 hectáreas. La siguiente zona más importante es la veragüense, donde el revés fue menor, pues si bien disminuyó, su caída solo fue de 1.4% (de 19,130 hectáreas pasó a 18,860 hectáreas).

Según los datos de la Contraloría, en cosecha, la provincia que tuvo el golpe más fuerte en disminución fue Bocas del Toro, donde el porcentaje de variación fue de 62.5% menos que el año agrícola previo, cuando la siega dio 55,800 quintales. Así mismo, el documento indica que Chiriquí, en el periodo 2014-2015, tuvo 199,400 quintales menos que en el anterior (-10.97%).

SIN DINERO PARA PRODUCIR

Con esto se deja ver que el panorama del grano más consumido en Panamá no es nada alentador para los actores nacionales de este sector. Alexander Araúz, productor de la Asociación de Granos con Riego y Tecnología de Chiriquí, asegura que la principal duda que tienen los productores es acerca de los $7.50 por quintal que el presidente de la República prometió con el llamado Pacto Nacional por el Agro.

La medida es uno de los incentivos de la actual administración gubernamental con el propósito de incentivar esta industria. Y según Araúz, es importante que todos lo reciban, ya que esos $7.50 que otorga el gobierno por quintal cosechado y vendido a los molinos garantizan que los productores puedan sanear sus créditos.

‘Lo que sucede es que los créditos de muchas personas están frenados, pero la gente está sembrando. No al ritmo que se debería, pero poco a poco, conforme la gente vaya recibiendo sus pagos (los $7.50), se moverá la industria', reflexiona el arrocero chiricano.

Si bien el sector confía en que todos puedan recibir el incentivo anunciado por Varela el año pasado, les preocupa la demora con la que se están dando los pagos, incluso se preguntan si en realidad hay dinero para terminar de ejecutar el plan de rescate.

Que se cumpla con este subsidio le da más tranquilidad a casas comercializadoras, a productores, bancos y todos los que entran en la jugada del arroz nacional. Tener acceso a crédito es lo que mueve la producción nacional y ahora lo que está ocurriendo es que como se ven limitados, algunos arroceros han tenido que disminuir las hectáreas sembradas. En el caso de Chiriquí, con el paso del tiempo las hectáreas sembradas han disminuido casi a la mitad.

ESTRATEGIA

Y hay más dudas. La otra gran incertidumbre que le roba tranquilidad al gremio arrocero es la forma en la que se comercializará el arroz de este año. Aún no han visto un plan, deja ver Araúz. ‘De hecho, sigue diciendo el productor— estamos esperando que se cumpla con el anuncio gubernamental acerca del arroz importado'.

Una de las medidas que dio a conocer el gobierno para mejorar la situación de la producción nacional es la de no permitir que entre al mercado panameño arroz pilado, ‘lo que le da un valor al arrocero nacional y se fortalece la industria', asegura Araúz, ya que esta medida permite que los molineros obtengan más ingresos, los cuales repercuten en el resto de la cadena.

Sin acceso a crédito y con las demoras en el pago de subsidios, el gremio arrocero ya tiene bastante, mas las dificultades no son solo esas. El cambio climático es otro actor que no les hace mucho favor. En estos momentos los productores de las provincias centrales cuentan con terrenos muy áridos por la falta de lluvias, y, al contrario de ellos, en Chiriquí hay exceso, lo que atenta contra las buenas siembras. En este renglón hay otro trabajo por hacer, sostiene el productor chiricano.

LA REALIDAD, SEGÚN EL GOBIERNO

Contrario a la posición de los arroceros, el ministro de Desarrollo Agropecuario, Jorge Arango —en TVN Noticias —, se muestra optimista ante el escenario actual. ‘Este año, por primera vez, los arroceros del país lograron ganar (por quintal) entre $4.50 y $6 y todos estuvieron produciendo arriba de los cien quintales', dijo el jefe del MIDA.

En cuanto a la disminución de las hectáreas sembradas, Arango se mostró relajado y sostuvo que están dando los primeros pasos para aumentar la producción nacional no con base en más hectáreas, sino enfocados en una producción más eficiente.

==========

PRODUCCIÓN E INCENTIVOS

  • Para los arroceros es vital recibir la ayuda prometida.
  • Los $7.50 de incentivo no han llegado al ritmo esperado por los arroceros.
  • Aún están a espera de un plan de comercialización.