Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Economía

Ventas de fin de año

Es fundamental que tomemos medidas de consumo razonables y responsables; de lo contrario, pagaremos las consecuencias

Durante el mes de diciembre los comercios se ven colmados de consumidores, el poco tiempo, las ofertas y el congestionamiento de automóviles en las calles generan un gran nivel de estrés que nos lleva a tomar decisiones de compra impulsivas, y en enero se pagan las consecuencias, que nos llevó a gastar más dinero del que podemos pagar, o más bien, el dinero que no pensamos gastar, pero que el crédito nos permitió.

El crédito genera una fantasía, y una posibilidad, pues nos permite adquirir bienes que no podemos tener porque no contamos con la capacidad de pago, por ello necesitamos que alguien nos lo preste y en el mercado hay muchos agentes económicos dispuestos a hacer negocio, pero ese préstamo no es gratis, genera una serie de compromisos que por supuesto, tienen un costo en el tiempo, que mientras más prolongado será mayor y que algunas veces supera la vida útil del producto, sobretodo ahora que enfrentamos un inminente aumento en las tasas de interés.

Es fundamental que elevemos nuestra consciencia para tomar decisiones de consumo razonadas y responsables, lo contrario de impulsivas; en la medida que establezcamos prioridades y programemos nuestras compras, podremos obtener mayor beneficio, el provecho se centra en la cantidad de dinero que no gastaré y lo que es mejor, que ahorraré.

En fin, utilizar la información que la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) y la Superintendencia de Bancos ofrecen al público a través de un estudio comparativo de tarjetas de crédito que incluye información sobre costos de anualidades, tasas de interés aplicable y cargos recurrentes, mismo que puede ser localizado en la página web de Acodeco www.acodeco.gob.pa

El consumidor en un solo documento visualiza la comparación de aspectos esenciales para la selección de la tarjeta de crédito más conveniente, la que menos le cuesta y le ofrece la ventaja del crédito; no consultar este estudio nos puede llevar a pagar montos innecesarios teniendo en cuenta la amplia oferta que existe en este sector.

Como dato relevante en materia de crédito de consumo, la Superintendencia de Bancos reporta en el Informe de Actividad Bancaria de octubre 2015, un aumento en el crédito de consumo de 14.6%, comparado con octubre del año 2014.

Las relaciones de consumo cada vez alcanzan un nivel superior en términos de complejidad, porque el consumidor actual está más informado, más informado, es ésta la clave para tomar buenas decisiones.

Esa información genera que los consumidores sean exigentes porque conocen sus derechos, pero a la vez porque cuentan con mayor información comparativa para tomar decisiones.

Por otro lado, el consumidor está inmerso en el uso de redes sociales que favorecen el nivel de comunicación y de interacción, permitiendo que en segundos cientos de personas conozcan situaciones que antes tomaban muchísimo más tiempo para enterarse de un evento.

La tecnología de la información y las comunicaciones permiten al consumidor disminuir la asimetría de información que caracteriza las relaciones de consumo, es decir, la relación entre agente económico y consumidor. Por estas razones le invitamos a defender su dinero, la información está a su alcance, también la posibilidad de tomar decisiones que le permitan no pagar de más.

DIRECTOR NACIONAL DE PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR