27 de Nov de 2021

Economía

Supermercados y CCIAP piden el cese del control de precios

Los empresarios consideran que el momento es adecuado para descontinuar la medida

Supermercados y CCIAP piden el cese del control de precios
La regulación del valor de la canasta básica fue la principal promesa de campaña de Juan Carlos Varela.

Con la publicación en Gaceta oficial, ayer, de la resolución que extiende el programa, el gobierno renovó, por seis meses más, el control de precios de la canasta básica y del margen de ganancia.

Aunque fue una de las principales promesas del, entonces, candidato a la presidencia Juan Carlos Varela, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) y la Asociación de Supermercados de Panamá solicitan al Gobierno que cese la medida regulatoria.

Frank Tedman, director de Alimentos de la CCIAP, señala que en el sector hay una ‘profunda preocupación por la extensión de la medida' que ya inició su segundo periodo de prórroga.

Para Tedman, ‘este es un momento muy distinto' al que existía en el país cuando se aplicó el sistema regulatorio por primera vez, en julio de 2013, cuando Varela tomó el mando del Gobierno.

El directivo de la Cámara menciona, entre esas diferencias, el descenso registrado en los últimos 18 meses de los costos de muchos commodities —entre esos el petróleo—, la disminución del nivel de la inflación —que ahora está en 0.4%—, y el aumento del 8% en el salario mínimo.

‘Es el momento de desmantelar este sistema' considera Tedman, quien califica el control de precios como un fracaso, ya que ‘la población no siente que la medida ha sido efectiva'.

INADECUADO

Elisa Gnazzo, vocera de la cadena de tiendas El Machetazo, comenta que si bien los supermercados aceptaron y colaboraron con el Gobierno en un principio, cuando comenzó la regulación, fue porque se les había asegurado que era una política temporal que solo duraría un trimestre.

No obstante, con la nueva prórroga la medida alcanzará una vigencia de, por lo menos, 24 meses (2 años), 18 meses más de lo que se había contemplado originalmente.

Gnazzo considera que el control de precios es una forma contraproducente de incentivar la competencia en el sector alimenticio, ya que limita la competitividad y disminuye la libre oferta y demanda.

‘Esta es una industria de mucha competencia', asegura la vocera de El Machetazo, quien añade: ‘Limitar la capacidad de los comerciantes no es bueno. Con esta medida, la capacidad de negociación con el proveedor se limita ante la falta de un margen de ganancia'.

Para el presidente del Grupo Rey, Nicholas Psychoyos, la regulación ha provocado la debacle del sector.

En el caso del Grupo Rey, comenta Psychoyos, ‘el impacto financiero ha sido casi del 40%'. Otras cadenas de supermercados han registrado pérdidas de un nivel similar, asegura Gnazzo.

DOBLE FILO

Frank Tedman destaca el caso de otros países (principalmente gobiernos de corte populista) que han aplicado tácticas similares de forma contraproducente, como, por ejemplo, Venezuela.

archivo | la estrella de panamá‘Se nos prometió que el control de precios era temporal, solo por seis meses, y ya se ha renovado dos veces',--NICHOLAS PSYCHOYOSPRESIDENTE DEL GRUPO REY

Para el directivo de la CCIAP, el Gobierno ‘ha tenido suerte' de que no se haya dado una crisis provocada por desabastecimiento.

Tanto Psychoyos como Tedman indican que el control de precios le quita el interés a los productores de continuar en el mercado y terminan optando por otras profesiones o actividades económicas.

‘Nos preocupa el mensaje subliminal de que los alimentos no deben costar nada y se vuelve al productor en un demonio', manifiesta Tedman. ‘El productor no puede competir con esa forma de pensar. Nos quedaremos sin comida, es importante que la gente entienda lo que debe pagar por su comida', añade.

El presidente del Grupo Rey también habla de que la regulación de costos provoca un ‘efecto cama de agua': el margen de ganancia que un productor pierde con un producto dentro del control de precios, lo intenta recuperar aumentando el precio de la mercancía que no está dentro del programa.

‘Cuando le tocas el margen de ganancia de uno o dos productos, los productores se ponen a la defensiva y suben el precio de otros productos. A la larga, es más peligroso', considera Psychoyos.

PRESIÓN

Ante las pérdidas del sector, comenta Elisa Gnazzo, la venta de alimentos se ha convertido en un negocio menos interesante. ‘En el sector crea, aproximadamente, 30 mil empleos. La situación actual es perjudicial para futuras inversiones'.

Añade Nicholas Psychoyos que con el control de precios se ha presionado mucho más a los supermercados que a las abarroterías o minisúper. ‘Estamos cargando un mayor sector del mercado', lamenta el presidente del Grupo Rey.

Los miembros de la Asociación de Supermercados critican que ante la implementación del control de precios, muchas tiendas de abarrotes simplemente han dejado de vender los productos regulados. ‘No van a comprar huevos para vender huevos', subraya Psychoyos.

POSIBILIDADES

Los miembros de la Asociación comprenden que la medida se prorrogará hasta, por lo menos, mediados del 2016. Su propuesta es que en estos seis meses, el gobierno empiece a preparar el fin del programa de una manera paulatina y que no sea traumática. Primero, con la cancelación del control del margen de ganancia y, posteriormente, con la eliminación de la regulación de los valores.

Elisa Gnazzo considera que el control de precios bien puede ser considerado como un subsidio similar a 100 a los 70 o la Beca Universal. El problema, considera la representante de El Machetazo, es que el control de precios ‘es un subsidio que le llega a quienes no lo necesitan', pues se controlan productos en áreas de alto nivel socioeconómico.

La opción que han considerado la Cámara y la Asociación es crear un bono de alimentos ‘para los que realmente lo necesitan', explica Frank Tedman. ‘Si desean, ese bono puede ser por $58 o por un monto que el Gobierno defina', adiciona.

Sin embargo, hasta ahora, ni los empresarios ni la Cámara han tenido la oportunidad de manifestarle al Gobierno Nacional sus puntos de vista sobre el tema del control de precios.

Tanto los supermercados como la CCIAP critican que la vigencia de esta política se ha extendido por orden del Ejecutivo sin ninguna consulta a los sectores involucrados.

‘Buscamos un espacio de entendimiento con el Gobierno; pero, hasta ahora, la puerta del diálogo no ha sido abierta', lamenta el directivo de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

==========

‘Este gobierno ha tenido suerte, en otra situación económica estaríamos entrando al desabastecimiento',

FRANK TEDMAN

CÁMARA DE COMERCIO, INDUSTRIAS Y AGRICULTURA