Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Economía

La guerra del yogur

Ambas marcas tienen una fuerte competencia en los medios. Los tribunales deben fallar sobre los ingredientes utilizados en la fabricación

La guerra del yogur
En los últimos años, los consumidores se han vuelto mucho más exigentes con respecto a los ingredientes que se agregan a las comidas.

Una lucha legal se está gestando en torno a la nueva campaña publicitaria de Chobani sobre su línea de yogur griego de baja calorías, Simply 100. La campaña que actualmente se difunde en periódicos, televisión y medios de comunicación social enumera una serie de atributos nutritivos que según Chobani representan las verdaderas diferencias con respecto a sus dos principales competidores, Dannon y Yoplait.

Los anuncios destacan que, a diferencia de Simply 100, Dannon Light & Fit utiliza sucralosa como edulcorante artificial y Yoplait Greek 100 contiene sorbato de potasio como conservante. En uno de los anuncios de televisión de Chobani, que comenzaron a transmitirse el 6 de enero, una mujer que descansa al borde de una piscina lanza una envase de Dannon Light & Fit en un receptáculo de toallas con una mirada de disgusto en su rostro. En otro comercial, se muestra a una mujer joven en un automóvil clásico convertible leyendo la etiqueta de Yoplait Greek 100 y luego la arroja fuera del coche con repugnancia.

Michael Neuwirth, portavoz de Dannon, dijo en un correo electrónico que los anuncios de Chobani son engañosos y mal intencionados. ‘Al igual que muchos alimentos de bajas calorías, Light & Fit es un yogur estilo griego sin grasa y contiene sucralosa, un ingrediente aprobado por la FDA que se ha utilizado de forma segura y ampliamente como edulcorante en alimentos por más de 15 años', dijo Neuwirth.

El sorbato de potasio es un preservante de uso común, pero la campaña de Chobani destaca que ‘se utiliza para matar insectos'. Mike Siemienas, portavoz de General Mills, propietaria de Yoplait, dice que el sorbato de potasio es una sal que se usa en pequeñas cantidades en el yogur para prevenir el crecimiento de moho y levadura. ‘Las declaraciones de Chobani en su último intento de vender más yogur son totalmente engañosas, y no creemos que los consumidores aprecian ese tipo de enfoque', dijo el señor Siemienas en un correo electrónico.

Los consumidores se han vuelto mucho más exigentes en los últimos años con respecto a los ingredientes que se agregan a las comidas, lo cual ha obligado que las compañías procesadoras de alimentos y restaurantes reformulen sus productos.

PepsiCo eliminó hace dos años el aceite vegetal bromado de su línea de bebidas energizantes Gatorade, luego que se reportaran varios incidentes de personas con dolores de cabeza tras señalarse que el aceite bromado utilizado en varios productos para conservar el sabor cítrico de las bebidas, había sido prohibido en otros países.

Coca-Cola hizo lo mismo después de PepsiCo y ahora la norma en la industria de sodas es no utilizar los aditivos bromados.

Igualmente, en otras industrias se ha hecho lo propio; el año pasado, la Campbell Soup Company rediseñó sus sopas y eliminó ingredientes como el jarabe de maíz de alta fructosa y colorantes artificiales.

Todo indica que la campaña de publicidad de Chobani está concebida fundamentalmente alrededor del concepto de elección, un derecho que tienen todos los consumidores de poder escoger productos basados en la información y de saber si los ingredientes son naturales o artificiales. Además del tema de elección, la campaña de Chobani es también de educación, ya que se está capacitando a los consumidores con hechos e información importante para ayudarlos a tomar decisiones más informadas cuando compran alimentos para ellos y sus familias.

Un día después que los anuncios comenzaron a publicarse, Dannon envió una carta a Chobani para suspender y poner fin inmediatamente a la campaña, aduciendo que los anuncios de Simply 100 son falsos, engañosos y mal intencionados, que no favorecen el mercado, desorientan a consumidores y causan perjuicios y daños irreparables a Dannon en particular y a la industria de yogur en general. La carta firmada por Marcella Ballard, abogada de Venable que representa a la empresa francesa, está dirigida al abogado general de Chobani.

Según Dannon, los anuncios violan la Ley Lanham, una ley federal estadounidense que, entre otras cosas, protege a las empresas de la competencia desleal y que a menudo se cita en casos relacionados con publicidad falsa y engañosa. Igualmente, la carta de Ballard señala que la campaña violó la ley del Estado de Nueva York. Por eso, la semana pasada Chobani acudió a los tribunales en busca de una decisión que le permita continuar con su campaña publicitaria. La empresa alega que la información publicitaria sobre la sucralosa y el sorbato de potasio está disponible en sitios web del gobierno federal y en documentos oficiales de organismos internacionales de salud y alimentación. En el página web de la empresa Chobani, se afirma que las declaraciones realizadas en sus anuncios ‘son verdaderos y exactos' y que su campaña continuará según los términos estipulado en su plan de mercadeo de 2016.

Queda muy claro que lo actuado por Chobani es una acción que se aparta del libreto tradicional de todas las empresas fabricantes de alimentos, que por años han utilizado sustancias, ingredientes, aditivos y químicos artificiales en sus productos y que ahora están saliendo a la luz pública evidencias de que afectan la salud de los consumidores. Igualmente, en un afán por atender un mercado que nadie quería ocupar, Chobani reconoce que las demás empresas de la industria encubren información y las utilizan a su propia conveniencia para asegurar las ventas de sus productos. Independientemente de lo que los tribunales de justicia decidan sobre la campaña publicitaria o de lo que el resto de las empresas de yogur hagan como represalia contra el desafío de Chobani, es innegable que la vieja frase de ‘los trapos sucios se lavan en casa' ya no aplica para la industria del yogur.

EL AUTOR ES EMPRESARIO

==========

‘No es una batalla cualquiera tradicional, entre empresas y consumidores. Es una confrontación entre titanes de la misma industria'.

==========

‘Los anuncios publicitarios de Chobani cambian la dinámica de la industria. Ahora la batalla del yogur no es en el mercado, sino en los pasillos de los tribunales'.