Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Economía

Francia se radicaliza: Panamá es ‘el enemigo'

En una reunión mundial en Londres, el ministro francés Michel Sapin instó a tomar acciones contra el país

Francia se radicaliza: Panamá es ‘el enemigo'
La activista Laura Stefan, el presidente colombiano Juan Manuel Santos, el de Sri Lanka, Maithripala Sirisena y Strive Masiyiwa, empresario sudafricano.

‘Panamá supone para nosotros, colectivamente, un enorme problema'.

Esa fue la postura que esgrimió el ministro de Economía francés Michel Sapin, este jueves, en la Cumbre Mundial Anticorrupción, que se celebró en Londres, y en el que el secretismo de las sociedades offshore fue el eje de debate.

JOHN KERRY

‘La corrupción es un enemigo tan grande como los extremistas a los que combatimos'.

Secretario de Estado de EEUU

‘El resto del mundo está convergiendo en la aplicación de medidas de transparencia. Así que Panamá acabará por ser el único, el último, a favorecer a gran escala lo que condenanos', sostuvo Sapin, quien a principios de este mes se citó con su homólogo panameño Dulcidio de la Guardia para estudiar la exclusión del país centroamericano de la lista gala de paraísos fiscales.

Panamá no acudió al encuentro porque, según el diario londinense The Times , no fue invitado. Al contrario, estuvo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, los mandatarios de Nigeria y Afganistán, el primer ministro británico, David Cameron, y numerosos ministros y altos funcionarios del mundo.

El nombre del país emergió cuando el Reino Unido, Holanda, Nigeria y Francia anunciaron la creación de registros públicos de empresas y fundaciones que revelen a sus beneficiarios. Analistas decían que eso, sin embargo, no era suficiente: se requiere una red mundial en la que converja toda esa información.

A partir de ahora, las empresas extranjeras que quieran comprar propiedades o participar en contratos públicos tendrán que inscribirse en ese registro público que identificará a sus beneficiarios, una medida que se aplicará además a las viviendas ya adquiridas.

‘El nuevo registro para empresas extranjeras significará que los individuos y los países corruptos ya no podrán mover, lavar y esconder fondos ilícitos en el mercado inmobiliario de Londres, y no se beneficiarán de fondos públicos', anunció el gobierno británico.

Para Susana Ruiz, experta en fiscalidad de la organización de ayuda internacional Oxfam, ‘los evasores fiscales pueden dormir tranquilos esta noche'.

‘Hasta que todos los gobiernos, incluidos los paraísos fiscales, no se comprometan a crear un registro mundial público que muestre quién se beneficia realmente de estas empresas opacas los evasores seguirán tranquilos', agregó.

Saira O'Mallie, directora de la organización británica anticorrupción ONE, elogió el esfuerzo de Cameron pero coincidió en que ‘sin los registros públicos de empresas y fundaciones en los territorios británicos de ultramar (que no están incluidos en la norma), la cumbre no ha estado a la altura de su potencial'.

En el encuentro, sostuvieron analistas, si bien se hicieron avances para arrojar luz sobre la propiedad secreta de empresas, los paraísos fiscales salieron indemnes de la cita.

‘Hoy hemos visto al mundo unirse contra un enemigo común. Los países han ido más lejos que nunca en condenar la corrupción y en comprometerse a eliminarla', dijo Cameron al término de la reunión.

‘Hemos roto el tabú de hablar sobre la corrupción que ha existido tanto tiempo, y hemos elevado esta lucha a lo más alto de la agenda internacional, donde ya no podrá ser ignorada', agregó Cameron, que admitió que la batalla ‘no se ganará de la noche a la mañana'.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que ‘la corrupción es un enemigo tan grande como los extremistas a los que combatimos'.