Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Economía

Aupsa detecta anomalías en Panamá Oeste

Los productos encontrados en cuatro supermercados eran provenientes de países como Brasil, España, China, Tailandia, Italia, Francia

Aupsa detecta anomalías en Panamá Oeste
Las multas van desde los $100 a $25 mil, y si son reincidentes hasta $1 millón.

Un operativo realizado este lunes por la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) detectó productos sin registro sanitario en cinco centros comerciales de la provincia de Panamá Oeste.

Los productos encontrados eran de consumo humano y principalmente animal —todos importados—, provenientes de países como Brasil, España, China, Tailandia, Italia, Francia.

Fueron decomisados desde granolas, jugos y yougures hasta alimentos para peces, tortugas, perros, gatos y conejos.

MARÍA ESCALONA

‘Investigaremos cómo ingresaron estas mercancías al país'

REGISTRO DE ALIMENTOS DE LA AUPSA

La Aupsa ahora deberá investigar cómo ingresaron estas mercancías al país.

‘Encontramos productos, que no están en regla, comercializándose en cuatro de los cinco supermercados que visitamos en esta provincia', precisó María de los Ángeles Escalona, jefa del departamento de registro de Alimentos de Aupsa.

La autoridad sanitaria, como encargada de fiscalizar la introducción de alimentos al país, debe garantizar que todos los alimentos importados que se comercialicen en suelo panameño cuenten con un registro sanitario, resaltó la funcionaria.

‘Recomendamos a los comerciantes evitar las multas y cierres de locales', agregó Escalona, quien señaló que las penalizaciones para los que infrinjan la ley oscilan entre $100 y $25 mil y si son reincidentes, puede ser de hasta un millón de dólares, incluso, el cierre del establecimiento.

Según la funcionaria, la entidad ofrece todas las facilidades para el registro sanitario y actualización de etiquetado en su plataforma digital, sin ningún costo. ‘Queremos inducir a los empresarios, a través de estos operativos, a que cumplan con los trámites', comentó.

Por otro lado, también se encontraron productos que no tenían las etiquetas actualizadas en la base de datos de la Aupsa.

‘Cada vez que el fabricante hace un cambio en el diseño de la etiqueta del producto, el comerciante debe realizar un trámite de actualización', dijo la ingeniera.

Los operativos se van a extender durante toda la semana y al finalizarlos se rendirá un informe detallado sobre los resultados del mismo.