Temas Especiales

15 de Apr de 2021

Economía

La ACP estudiará reservorios de agua

La Villa, Santa María, Parita, la región de Azuero y Veraguas, entre los afluentes que serán investigados por la ACP

La ACP estudiará reservorios de agua
El administrador del Canal, Jorge Luis Quijano, dijo que los estudios tendrán una duración de 2 a 3 años.

Por su experiencia en el manejo de cuencas hídricas, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) será la encargada de realizar los tres estudios de factibilidad para establecer reservorios multipropósito en Panamá, Veraguas y Azuero, informaron este jueves fuentes oficiales durante la cuarta reunión de trabajo del Consejo Nacional de Agua (Conagua).

La ministra de Ambiente, Mirei Endara, y el administrador de la ACP, Jorge Luis Quijano, indicaron que los estudios se harán tras un acuerdo entre ambas entidades que permitirá ‘sacar del gavetero' una investigación iniciada hace 16 años, pero que no se había concluido.

‘Tener información técnica y confiable es el primer paso para definir cuál es el mejor uso que se puede dar a este recurso hídrico, no solo para cubrir la demanda de agua potable, sino también para apoyar a los productores de áreas secas y la economía del país. Los estudios de factibilidad serán la hoja de ruta para avanzar en una de las metas del Plan Nacional de Seguridad Hídrica', expresó la ministra Endara.

Los estudios de factibilidad para establecer reservorios multipropósito se harán en la cuenca del río La Villa; los de prefactibilidad, en los ríos Santa María, Parita y la subcuenca del río Perales, en Azuero y Veraguas.

El objetivo es preservar la producción de agua potable y actividades agropecuarias

‘En casos como los de Parita, La Villa y Santa María, estas áreas ya fueron estudiadas en 1993 y en 1998; lo que estamos haciendo ahora es desempolvando esos estudios que nunca se ejecutaron y entonces vamos a ver cómo los actualizamos y les damos más profundidad para llevarlos a un nivel conceptual para un futuro desarrollo', señaló Quijano.

Los estudios, que tendrán una duración de entre dos a tres años, forman parte del Plan Nacional de Seguridad Hídrica 2015-2050.