Temas Especiales

24 de May de 2022

Economía

Wall Street abre a la baja y el Dow Jones cede un 0,06 %

Los operadores en el parqué neoyorquino apostaban por las ventas desde los primeros compases de la jornada

Wall Street abre a la baja y el Dow Jones cede un 0,06 %
Imagen ilustrativa.

Wall Street abrió hoy a la baja y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cedía un 0,06 % en el arranque de la semana después de once días consecutivos de máximos históricos.

Media hora después del comienzo de las operaciones ese índice bajaba 13,01 puntos hasta 20.808,75 puntos, el selectivo S&P 500 cedía un 0,03 % y quedaba en 2.366,55 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía un 0,04 % y se perdía 5.842,96 enteros.

Los operadores en el parqué neoyorquino apostaban por las ventas desde los primeros compases de la jornada, en el arranque de una semana en la que los analistas se preguntan si Wall Street pisará el freno después de once días seguidos de récords.

Antes de la apertura, el Departamento de Comercio publicó un dato mejor de lo esperado sobre los pedidos de bienes duraderos a las fábricas de Estados Unidos, que subieron en enero un 1,8 %, una décima más que lo que habían calculado los expertos.

Los sectores empezaron el día divididos entre los descensos del tecnológico (-0,24 %), el industrial (-0,05 %), el energético (-0,04 %) o el sanitario (-0,02 %) y los avances del de materias primas (0,16 %) y el financiero (0,01 %).

Procter & Gamble (-0,70 %) lideraba las pérdidas en el Dow Jones, por delante de Microsoft (-0,66 %), Verizon (-0,67 %), General Electric (-0,56 %), McDonald's (-0,42 %), Nike (-0,43 %), Coca-Cola (-0,41 %), DuPont (-0,40 %) o Visa (-0,35 %).

Al otro lado de la tabla encabezaba los avances Chevron (0,67 %) por delante de Pfizer (0,35 %), Boeing (0,32 %), Apple (0,26 %), UnitedHealth (0,22 %), Caterpillar (0,18 %), Exxon Mobil (0,14 %), American Express (0,10 %) y JPMorgan (0,04 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 54,36 dólares, el oro avanzaba a 1.259,1 dólares, la rentabilidad de la deuda pública a diez años retrocedía al 2,338 % y el dólar perdía terreno frente al euro, que se cambiaba a 1,0603 dólares.