Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Economía

Préstamos nuevos cayeron 8.8% en enero 2017

Durante el primer mes del año, se aprobaron $1,926.6 millones en préstamos nuevos

Los préstamos nuevos en el Sistema Bancario Nacional cayeron 8.8% en enero 2017, respecto al mismo mes del año previo, revelan las cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá.

De acuerdo con el informe de la principal entidad reguladora del sistema financiero panameño, en enero 2017 se aprobaron $1,926.6 millones en préstamos nuevos en el Sistema Bancario Nacional, inferior a los $2,111.7 del mismo mes de 2016.

Las cifras del reporte oficial revelan también que, en la mayoría de los segmentos crediticios, los préstamos nuevos se redujeron. El informe detalla que el crédito nuevo se redujo 17.3% para el sector de la construcción, disminuyó 6.7% para las actividades comerciales y de servicios, bajó 23.4% para el sector industrial y se contrajo 8.2% en el mercado hipotecario.

Otros sectores económicos donde se redujo los préstamos nuevos fueron: consumo personal (-1.6%), pesca (-38.2%), explotación de minas y canteras (-96.9%), actividades agrícolas y forestales (-1.2%) y financiamiento orientado a las entidades públicas (-69.1%).

Las únicas actividades económicas donde se expandieron los préstamos nuevos, en enero 2017, fueron la ganadería (2.1%) y las empresas financieras (135.4%).

ACTIVOS

En el Sistema Bancario Nacional, las cifras del balance de situación arrojan que el total de activos finalizó en $100,403 millones en enero 2017, equivalente a un incremento de 3.1%, en comparación con enero de 2016.

PASIVOS

Por el lado de los pasivos, en enero 2017, el total de los depósitos del Sistema Bancario Nacional finalizó en $73,791 millones, lo que significó un incremento de 4.3%.

UTILIDADES

En cuanto a las utilidades, según la Superintendencia de Bancos de Panamá, fueron estables, apoyadas en ganancias operativas recurrentes a raíz de márgenes aceptables, calidad de activos controlada, y crecimiento constante del crédito.

En enero 2017, las utilidades sumaron $112 millones, igual que en enero 2016, cuando sumó también $112 millones. Según el reporte, las utilidades descansaron en la obtención de ingresos netos por intereses por $206 millones y otros ingresos por $154 millones, en los cuales contribuyó la política de diversificación de productos y servicios generadores de ingresos.

En los egresos se observó un incremento en el gasto por provisiones de cuentas malas para la cartera de crédito en enero 2017, que se constituyen al tener indicios de deterioro de estas operaciones, señala la Superintendencia de Bancos.

Según la entidad reguladora del sector financiero, las provisiones, desde la perspectiva prudencial de los bancos, son sanas, porque fortalecen la situación financiera de las entidades.