La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Economía

Los estibadores paralizan actividad portuaria española

Anesco analizará la propuesta el próximo viernes en una asamblea general

Trabajadores del puerto de Bilbao se unieron, este miércoles, al llamado de huelga en toda España.

Los puertos de España apenas tuvieron actividad en la primera jornada de la huelga de 48 horas ininterrumpidas que iniciaron, este miércoles, prácticamente el 100% de los 6,500 estibadores que trabajan en ellos.

La paralización se debió en parte a que las empresas portuarias, para paliar los efectos de la huelga, reprogramaron su actividad y solicitaron un tercio menos de estibadores para la carga y descarga de mercancías, según informó la entidad estatal Puertos del Estado.

Igualmente, los transportistas no acudieron a los puertos. Los sindicatos, que ya realizaron paros parciales en días anteriores de manera alterna, mantienen la convocatoria de huelga también para el 19, 21 y 23 de junio, después de que no llegaran a un acuerdo con la patronal Anesco este martes.

Al igual que en ocasiones anteriores, tampoco hubo incidentes reseñables, más allá de las asambleas y concentraciones de trabajadores en las propias instalaciones portuarias, según Puertos del Estado. Con alguna pequeña excepción, también se cumplieron todos los servicios mínimos, que garantizan las operaciones de carga y descarga de mercancías perecederas, buques mixtos de pasaje y mercancía (el tráfico con las islas) y emergencias.

Los estibadores presentaron el martes a la patronal una nueva propuesta de acuerdo en la que se comprometieron a hacer efectiva la rebaja de un 10% de su sueldo (un 5% de manera inmediata, cuando los empresarios les garanticen su permanencia en sus puestos laborales).

También están dispuestos a que se abra, como pedía la patronal, una negociación en cada uno de los puertos, para ver cómo se adapta la estructura y que sean competitivos todos ellos.

Anesco analizará la propuesta el próximo viernes en una asamblea general.

El Gobierno español aprobó el pasado mayo un decreto de reforma de la estiba para cumplir con las exigencias de la Comisión Europea y liberalizar el sector, un documento muy criticado por los estibadores, ya que consideran que podría llevar al despido de más de 6,000 trabajadores. Los tres días de huelga de la estiba de la semana pasada tuvieron un seguimiento cercano al 100% y pérdidas de 36 millones de euros (unos $40 millones), según informó el Ministerio de Fomento español.