Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Economía

CBS debería avergonzarse por el trato a las co-estrellas de ‘Hawaii Five-0'

El programa es ‘Hawaii Five-0' y el horrible azote que parece haberlo asolado es el racismo.

SAN DIEGO—Generalmente no me altero mucho cuando a alguien no se le paga adecuadamente, a menos que yo sea el interesado. Pero cuando uno de mis programas favoritos de TV parece haber sido dañado —quizás gravemente— por una de mis cosas menos favoritas, eso me molesta.

El programa es ‘Hawaii Five-0' y el horrible azote que parece haberlo asolado es el racismo.

Los actores Daniel Dae Kim y Grace Park, ambos de ascendencia asiática, recientemente abandonaron el programa de CBS después de que la cadena se negara a pagarles tanto como a sus co-estrellas. Sus personajes —Chin Ho Kelly, para Kim, y Kono Kalakaua, para Park— estarán ausentes en la próxima octava temporada.

Kim y Park buscaban salarios iguales a los de sus compañeros de trabajo, Alex O'Loughlin y Scott Caan. Pero no pudieron llegar a un acuerdo con la cadena. Se dice que la oferta final de CBS a los dos actores era entre un ‘10-15% más baja' que los salarios de O'Loughlin y Caan.

Es un insulto difícil de explicar, por más talentosos que sean los manipuladores del departamento de relaciones públicas.

En una declaración, un portavoz de CBS dijo: Apreciamos mucho los enormes talentos de Daniel y Grace, su excelencia profesional y el espíritu de aloha que trajeron a cada uno de nuestros 168 episodios. Nos ayudaron a crear un emocionante ‘Hawaii Five-0' y les deseamos todo lo mejor y mucho éxito en sus próximos capítulos. ‘Mahalo (TERM.BAST.) y un hui hou (TERM.BAST.)…'.

Porque nada dice que uno no es racista como salpicar un par de palabras en hawaiano. No se trata de una disputa salarial habitual de Hollywood. Tanto Kim como Park —junto con O'Loughlin y Caan— participaron en el programa desde su lanzamiento, en 2010. Ambos crearon personajes centrales en varias tramas existentes. Y ambos fueron favoritos del público constantemente, a juzgar por los medios sociales y la prensa de la industria. Hicieron su trabajo y pagaron su derecho de piso en lo que siempre fue un programa de conjunto.

Y no importa que CBS trate de retirar el factor de la raza de la ecuación, no hay manera de escaparlo. En primer lugar, es una gran coincidencia que los dos actores mejor pagados de la serie sean blancos —como la mayoría de los altos ejecutivos de CBS— y que los dos actores de paga más baja sean de origen asiático-americano.

Además, dado el número minúsculo de asiático-americanos en televisión, y menos aun en papeles en una serie de la hora pico, es justo preguntar si Hollywood no tiene un punto ciego con respecto a la minoría racial de crecimiento más rápido de Estados Unidos--y quizás ni siquiera se dé cuenta.

Aún así, debo preguntar: ¿En qué siglo vivimos? A fines del siglo pasado, hace como unos 40 años, me aficioné a ‘Hawaii Five-O'. Tuvo mucho que ver el hecho de que mi mamá estuviera enamorada de Jack Lord, que interpretaba al capitán Steve McGarrett.

Esa versión —que también salía al aire en CBS— duró 12 temporadas. Eso significa que, en su conjunto, la serie ganó mucho dinero para CBS, con más aún por llegar. Uno pensaría que los ejecutivos de la cadena la cuidarían más.

Uno de los temas recurrentes del programa es ‘ohana (TERM.BAST)' que en hawaiano significa ‘familia'. Los guionistas usan ese vocablo en muchos episodios. Trataron muy mal a Kim y Park, y eso no se hace con la familia.

Mientras tanto, Kim se portó con clase y gracia al hablar de lo que parece haber sido una decisión dolorosa de abandonar el programa.

El actor escribió en su página de Facebook: ‘Aunque estaba disponible para volver, CBS y yo no pudimos llegar a un acuerdo sobre los términos de un nuevo contrato, por eso tomé la difícil decisión de no continuar. … Por ser un actor asiático-americano, sé de primera mano lo difícil que es encontrar oportunidades, para no hablar de interpretar un personaje bien desarrollado y tri-dimensional como Chin Ho. Lo extrañaré sinceramente. … El camino a la igualdad pocas veces es fácil'.

CBS debe avergonzarse. ¿Acaso las cadenas no tratan de fingir que son más ilustradas que el resto de los estadounidenses? No esta vez.

El hecho de que este programa esté ubicado en Hawaii —donde casi la mitad de la población es asiática, nativa hawaiana o de las Islas del Pacífico— debería haber instado a los ejecutivos a poner más valor en sus estrellas asiático-americanas.

¿Cuál será el siguiente espasmo de idiotez que vendrá de Hollywood? ¿Presentar una serie ubicada en Los Ángeles sin latinos? No me hagan hablar.

THE WASHINGTON POST WRITERS GROUP

Kim y Park buscaban salarios iguales a los de sus compañeros..., Alex O'Loughlin y Scott Caan. Pero no pudieron llegar a un acuerdo...

CBS debe avergonzarse. ¿Acaso las cadenas no tratan de fingir que son más ilustradas que el resto de los estadounidenses? No esta vez.