Temas Especiales

10 de Aug de 2020

Economía

Hospedaje clandestino acapara el 20% de ocupación de habitaciones

La ATP y el Miviot realizaron recientemente un operativo en el corregimiento de San Francisco contra los hospedajes clandestinos

Los hoteles de la capital de Panamá contaban con un total de 10,488 habitaciones disponibles en mayo 2017, de las cuales 5,798 se encontraban desocupadas, de acuerdo con las cifras más recientes de la Contraloría General.

Las cifras reflejan que el 55.3% de las habitaciones de los hoteles de la capital se encontraban desocupadas el mes evaluado.

Para el administrador general de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Gustavo Him, una de las principales causas de la baja ocupación hotelera es el auge de los ‘hospedajes clandestinos' en el país.

Según Him, el ‘hospedaje clandestino' acapara aproximadamente un 20% de ocupación en el país. Si se suma este porcentaje al 44.7% de la ocupación hotelera que se tenía en mayo pasado, la realidad de los hoteles hubiese sido otra, dijo..

‘Muchos de los turistas que visitan Panamá no están utilizando los hoteles, sino los hospedajes clandestinos, los cuales no pagan impuestos', añadió el administrador de la Autoridad del Turismo.

PERSPECTIVAS

Him dio a conocer también que el Gobierno Nacional está haciendo todos los esfuerzos para que a finales de 2017 y comienzos de 2018 se pueda lograr un mínimo de 70% de ocupación hotelera. ‘Sería un rendimiento óptimo en las inversiones que tienen los hoteleros', agregó.

De acuerdo con Him, esto se traduce en 2.6 millones de visitantes en 2017; en 2.8 millones de visitantes en 2018; y en tres millones de visitantes en 2019. ‘Esa es la expectativa y la meta del Gobierno y de la ATP, y son números que van de la mano con las necesidades del mercado de habitaciones', afirmó.

TENDENCIA

La desocupación hotelera tiene seis años continuos de estar aumentando, indican las estadísticas de la Contraloría General de la República.

En 2010, la desocupación hotelera en la ciudad de Panamá alcanzó uno de sus puntos más bajos, cuando se ubicó en 33%. Luego, en 2011, la desocupación aumentó al 35%; en 2012, se elevó al 41%; y en 2014, al 44%.

El aumento de la desocupación hotelera continuó en 2015 y 2016, cuando registró un 48% y 52%, respectivamente.

Como resultado, durante el periodo de 2010 a 2016, la desocupación hotelera aumentó 19 puntos porcentuales. En los primeros cinco meses de 2017, la desocupación hotelera promedio se ubicó en 51%, similar a los resultados de 2016.

El nivel de desocupación en los hoteles de la capital de Panamá pudiera estar asociado también a una sobreoferta de habitaciones, que fue generada por los incentivos fiscales que gobiernos pasados otorgaban a la industria de turismo.

En 2008, antes de que se eliminaran los incentivos fiscales, se produjo una ‘marea' de nuevos proyectos que fueron aprobados por la Autoridad de Turismo de Panamá en ese entonces. Se calcula que fueron aproximadamente $5,000 millones el valor de los proyectos que se presentaron a la entidad gubernamental para su aprobación, con el propósito de seguir beneficiándose de los incentivos fiscales.

Entre los beneficios que el gobierno otorgaba al desarrollo de proyectos hoteleros en la ciudad de Panamá y otros sitios urbanos del país se encontraba la exoneración del impuesto sobre la renta por veinte años y la exoneración del impuesto de importación de los productos asociados con el hotel, entre muchas otras ventajas.

La ATP y el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial han realizado operativos para detectar estos hospedajes clandestinos.