Temas Especiales

26 de Jul de 2021

Economía

Panamá y Banapiña firman contrato de sub-arrendamiento de fincas en Barú

El acuerdo, por 20 años prorrogables y por un monto de $9.9 millones, establece fincas en Mango y Juabito, que serán las primeras a usar para arrancar con la producción y exportación de banano

El contrato de sub-arrendamiento de más 1,300 fincas para la reactivación bananera en Barú, provincia de Chiriquí, firmaron este lunes el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán y el vicepresidente de operaciones para América Latina de la empresa Del Monte, Jorge Pelaes.

El acuerdo, por 20 años prorrogables y por un monto de $9.9 millones, establece fincas en Mango y Juabito, que serán las primeras a usar para arrancar con la producción y exportación de banano.

El ministro Alemán destacó que solo quedan algunos pasos para que la empresa Del Monte, a través de su subsidiaria Banapiña S.A., pueda comenzar sus operaciones, entre ellos: obtener el refrendo de la Contraloría General de la República y el Estudio de Impacto Ambiental del Ministerio de Ambiente.

El titular del Ministerio de la Presidencia manifestó que una vez se cumpla con estos dos requerimientos podrá iniciar la producción de banano en Barú.

“El hecho de que falta poco para que la empresa inicie operaciones en Barú nos llena de alegría, pues va a representar un impacto en la generación de empleo en la región y la empresa va a inyectar más recursos en Barú lo que se reflejará en la economía”, expresó Alemán.

Con la reactivación de la zona bananera se espera la generación de 3,100 empleos directos y 12,000 empleos indirectos en comercio y servicios. Se estima una inversión por parte de la empresa de más de $100 millones en un período de siete años.

Se estima que la empresa Banapiña S.A. produzca cerca de 900 hectáreas cada año, con una productividad anual promedio de 2,725 cajas de banano por hectárea.

Según el contrato, los extrabajadores de Cooperativa de Servicios Múltiples de Puerto Armuelles (Coosemupar) recibirán por el alquiler de una hectárea de terreno $187.50 al año. El contrato ley contempla la contratación estimada de 3,100 personas y generará otros 12 mil empleos indirectos.

En mayo de 2017, el presidente Juan Carlos Varela firmó el contrato ley que reactivará la zona bananera en un plazo no mayor de siete años, en los distritos de Barú y Alanje, en la provincia de Chiriquí y en el distrito de Chiriquí Grande, en la provincia de Bocas del Toro, según lo establece el contrato refrendado por la Contraloría General de la República.

Antecedentes
Cuando estaba activa, Coosemupar contaba con 5,600 hectáreas que pasaron al Estado, mediante la Ley 88 del 4 de diciembre de 2012.

Luego el Estado le cedió a 2,478 trabajadores una hectárea de terreno, quienes se agruparon individual y colectivamente. Las 3,124 hectáreas restantes iban a ser subastadas, aunque eran ocupadas por invasores.

Antes del inicio del milenio, el banano panameño era considerado el “oro verde”, debido a su pujante producción, situación que menguó con la salida de la Chiriquí Land Company.