La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Economía

Panamá como democracia defectuosa

La democracia panameña continúa bajo clasificación ‘Flawed Democracy', según Coeficiente de Democracia 2017. La categoría que reporta mayor puntaje en la elaboración del Coeficiente de Democracia de este año es la de proceso electoral y pluralismo

Según un reporte de The Economist Intelligence Unit (The EIU), Panamá mantiene una clasificación Democracia Defectuosa (Flawed Democracy) para el período 2017, en el cual reporta un puntaje general de 7.08 en una escala del 0 al 10, ubicándose en la posición número 45 entre los 167 países incluidos en el Coeficiente de Democracia. Sin embargo, el puntaje de Panamá es 29% mayor al promedio de los 167 países (5.48) incluidos en el índice y 13% mayor al promedio de los países de la región América Latina y el Caribe (AL&C-6.26).

El Coeficiente de Democracia de The EIU se basa en 60 indicadores clasificados en cinco categorías: proceso electoral y pluralismo, libertad civil, función del gobierno, participación política y cultura política. El puntaje general es un promedio de las cinco categorías y el mismo es utilizado para clasificar los países en cuatro tipos de regímenes: democracia plena ( full democracy ), democracia defectuosa, régimen híbrido y régimen autoritario.

El reporte del coeficiente indica que la mayoría de las democracias se ubican en la región LAC, no obstante, de los 24 países considerados de LAC solamente Uruguay reporta un puntaje general de 8.12 que lo clasifica como democracia completa. Entre los otros 23 países, 13 clasifican como democracias defectuosas, 5 como régimen híbrido y 2 ‘Venezuela y Cuba' como autoritarias.

EL DESEMPEÑO DE PANAMÁ

La categoría que reporta mayor puntaje para este último período de la elaboración del Coeficiente de Democracia 2017 es la de proceso electoral y pluralismo, con un 9.58, cifra similar al puntaje reportado en el período 2016.

En los últimos períodos electorales se ha reportado entre el 74% (2009) y el 77% (2014) de participación de los ciudadanos que clasifican como electores en la República de Panamá (cifras reportadas por la Comisión de Estadísticas del Tribunal Electoral). Por tanto, se corrobora que el número de participantes en las elecciones electorales es significativo, siendo este uno de los factores principales que otorgan tal alto porcentaje en dicha categoría.

La categoría libertad civil para Panamá entre los períodos 2016 (8.53) y 2017 (7.94) ha disminuido aproximadamente un -7%. Sin embargo, es la segunda entre las cinco categorías con el puntaje más alto en el país.

Otras fuentes, como el reporte sobre el Coeficiente de Libertad Humana 2017 (Vásquez & Porcnik, 2017), confirman que Panamá reporta un puntaje de 7.66 entre la escala del 0 al 10, clasificando como el país número 48 entre los 155 países considerados por este coeficiente. El Coeficiente de Libertad para Panamá confirma que la libertad civil —libertad a decidir una religión en particular, la libertad de expresión y la libertad a formar parte de grupos afines a intereses personales— es considerablemente respetada en la nación panameña en contraste a otros países como Cuba, que viven bajo régimen autoritario y reportan un 2.65 en esta categoría.

En cuanto a la función del gobierno, esta reporta un puntaje de 6.79 para el 2017 lo cual representa un incremento del 4% en comparación al 2016 (6.53). La participación política (6.11) y la cultura política (5.00) en Panamá reportan puntajes similares al 2016, siendo esta última la categoría con puntaje más bajo entre las cinco en lo que respecta a Panamá.

Tanto la categoría de función del gobierno como la de participación política se ven afectadas por diversos temas como los altos niveles de corrupción, impunidad otorgada a quienes deberían ser procesados y sistemas judiciales ineficientes. Vale la pena señalar que a Panamá se le otorga un puntaje 37 en el Coeficiente de Corrupción 2017, siendo este indicativo de posible erosión para el puntaje de ambas categorías en el siguiente período 2018.

En comparación al resto de los países considerados de la región AL&C, Panamá muestra un desempeño considerablemente positivo en las categorías a excepción de la cultura política. Esta última reporta un -4.74% por debajo del promedio de la región (5.24). En cuanto a la categoría proceso electoral y pluralismo, Panamá reporta un puntaje 20% mayor del promedio de AL&C (9.58 vs. 7.98).

IMPACTO DE UN RÉGIMEN EN LA ECONOMÍA

Por años ha existido un debate sobre si los regímenes políticos tienen una incidencia en el desarrollo y crecimiento económico de un país. Estudios de Regímenes Políticos y Crecimiento Económico (Pinho & Madaleno, 2009) reportan que los países bajo régimen democrático tienden a registrar un crecimiento económico mayor que aquellos no democráticos. Consultado el banco de datos del Banco Mundial y obtenido el porcentaje anual de crecimiento del PIB entre los años 1997 a 2015 (18 períodos) de 5 países con regímenes distintos, verificamos que Panamá con democracia defectuosa registra un crecimiento promedio de aproximadamente 6%, mientras Guatemala y Bolivia ambas con régimen híbrido registran aproximadamente un 4% y un régimen autoritario como el que se vive en Venezuela registra aproximadamente un 2%. Reconociendo que el ejemplo de los cinco países previamente citados no es representativo, vale la pena hacer mención de dicha información dado que esta le permite al lector establecer la interrogante sobre si los regímenes políticos tienen una incidencia significa en el desarrollo y crecimiento de un país y su economía.

Considerando que una democracia plena provee de beneficios como estabilidad política, respeto a la propiedad privada, libertad de expresión, derecho a la justicia e incentiva la inversión que promueve el desarrollo, crecimiento y estabilidad social, se debe trabajar en corregir los factores que conllevan al deterioro de la democracia plena y la posicionan como defectuosa.

FICHA

La autora se dedica a la consultoría financiera

Nombre completo: Laritza del Rosario Lezcano Navarro

Ocupación: Consultora Financiera

Resumen de su carrera: Máster en Inversiones y Finanzas y diplomado de Economía y Finanzas de la Universidad Queen Mary University of London. Licenciatura en Contabilidad, Banca y Finanzas por la Universidad Santa María La Antigua de Panamá. Experiencia laboral en auditoría comercial, análisis financiero e implementación de análisis cuantitativo.