La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Altas temperaturas impulsan ventas de acondicionadores

Panamá fue el mayor comprador de equipos de acondicionamiento de aire en la región en 2017, con $52 millones. Abril fue el mes más caluroso

Altas temperaturas impulsan ventas de acondicionadores

En abril de 2017, la alta temperatura provocó que la demanda de energía eléctrica alcanzara los 1,657 MW (megavatios), la mayor del año; seguido de mayo, con 1,642 MW, y octubre, con 1,631 MW consumidos, según el informe de Datos Relevantes de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP).

Esos niveles de demanda pudieron provocar que Panamá se perfilara como el principal importador de acondicionadores de aire en Centroamérica.

Este año regirá la Ley UREE

A finales de 2018, entrará a regir la Ley UREE, que fue aprobada en octubre de 2012 y regulará el uso racional y eficiente de la energía. Sus objetivos son: fomentar del ahorro y la eficiencia energética, minimizando los efectos del cambio climático y encontrando las herramientas que permitan ser más eficientes con menos recursos.

Un estudio del Banco Mundial señala que los hogares panameños podrán consumir un 14% menos de energía y ahorrarse más de $100 millones para el 2030 si reemplazan sus electrodomésticos antiguos por otros eficientes.

Cifras del sistema de información del Mercado de Máquinas para Acondicionamiento de Aire en Centroamérica, del Área de Inteligencia Comercial de CentralAmericaData, destaca que durante los primeros nueve meses del año pasado el principal comprador de equipos de acondicionamiento de aire en la región fue Panamá, con $52 millones, seguido de Costa Rica ($33 millones), Honduras ($26 millones), Nicaragua ($16 millones), Guatemala ($15 millones) y El Salvador ($12 millones).

En los primeros nueve meses de 2017, los países de la región importaron $153 millones en equipos para acondicionamiento de aire; el 55% fue adquirido por empresas en Panamá y Costa Rica, destaca el análisis.

Entre enero y septiembre de 2016 y el mismo periodo de 2017, el valor importado registró una caída de 3%, desde $158 millones a $153 millones.

La reducción, según CentralAmericaData, contrasta con las cifras de los años previos, ya que en el periodo enero-septiembre (2013 a 2016) las importaciones crecieron a una tasa promedio de 10%.

En abril de 2016, ASEP registró que hubo un reporte de consumo de 1,611 MW, lo que refleja una variación negativa de 46 MW, al compararla con el consumo dado el año pasado. Aunque los mayores picos se dan en abril, marzo también registra un alto consumo de energía.

Según el Centro Nacional de Despacho, una oficina adscrita a la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa) ,el consumo de energía a nivel nacional en promedio es de 1,600 MW. Solo en la ciudad capital de Panamá se consumen 800 MW.