Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Economía

Formación calificada, el desafío de Panamá frente a la inversión China

A corto plazo, Panamá deberá capacitar mano de obra calificada en las áreas de logística, turismo y agroindustria, que serán las más impactadas por la inversión china, dice René Quevedo

La necesidad urgente de formar recurso humano calificado en tres sectores específicos —logística, turismo e industria— es uno de los desafíos, a corto plazo, que tiene que enfrentar Panamá ante las nuevas oportunidades de inversión china que traerán las recién establecidas relaciones diplomáticas entre ambos países, señaló el consultor René Quevedo.

‘Ahora tenemos que responder, realmente, a un mercado con necesidades en el área logística, turística y agroindustrial',

RENÉ QUEVEDO

CONSULTOR

De acuerdo con el especialista, los tres sectores mencionados serán los más impactados por la inversión china a corto plazo, y requieren de un tipo de formación necesaria en el área técnica, actitudinal y de emprendimiento.

Aunque la comunicación también representa un arma poderosa para entablar la interacción en cualquier mercado, señaló Esteban Cheung, director de comunicación de la Asociación China Guandong-Panamá, durante su ponencia en el foro ‘Inversión china en Panamá: desafíos y oportunidades para la competitividad del recurso humano panameño'.

‘La comunicación no se limita al idioma o al dominio de éste, sino a entender los mecanismos culturales que explican el mercado sin limitar la lingüística; esto garantiza la efectividad de los empresarios', explicó Cheung.

EFECTO TRAS LA AMPLIACIÓN DEL CANAL

Quevedo destacó que el problema de Panamá es que el modelo de expansión económica cambió tras la ampliación del Canal y tiene que adaptarse a otro que no está basado en construcción, comercio y agricultura.

‘Ahora tenemos que responder realmente a un mercado con necesidades en el área logística, turística y agroindustrial', afirmó Quevedo durante el foro, que sirvió como marco para la toma de posesión de la nueva junta directiva del Consejo del Sector Privado para la Asistencia Educacional 2018.

El impacto que generaría la ampliación del Canal de Panamá y marcaría el futuro del crecimiento económico y del empleo en el país también fue pronosticado por los organismos internacionales hace casi un década.

‘El final de la construcción en el Canal de Panamá eliminará un importante estímulo para la economía, generando desafíos para el crecimiento económico durante la década y presión para una rápida reasignación de la mano de obra', pronosticó el Banco Mundial en su informe ‘Mejores empleos en Panamá: el rol del capital humano', publicado en julio de 2012.

El incremento del sector logístico, turístico e industrial como motores del crecimiento; y la pérdida de protagonismo de la construcción y la agricultura en la economía panameña también fueron vaticinados por la firma Nathan Associate en un informe de abril de 2012 sobre el impacto económico de la ampliación del Canal.

El documento ilustra que entre 2004 y 2014 se dieron importantes proyectos de infraestructura y que la ampliación del Canal fue uno de los más relevantes, con una inversión que superó los $6 mil millones, principalmente entre 2010 y 2014. Esto significó que el 52% de la expansión del empleo viniera de la construcción, el comercio y la agricultura. Recordemos que de cada dólar invertido en la ampliación, $0.35 fueron a bienes de capital y $0.65 a demanda interna, lo cual impactó directamente el consumo y el empleo (particularmente en el comercio).

A partir de 2014, este patrón cambia, y el 52% de la expansión del empleo 2014-2017 ahora viene de la logística (23%), turismo (23%) y la industria (6%), implicando un importante impacto en las competencias laborales requeridas. Como resultado, la construcción perdió más de 15 mil empleos y la agricultura más de 7 mil (2014-2017), mientras que la logística hoy genera más de 800 nuevos empleos por mes.

Otro cambio importante es la pérdida de protagonismo del empleo asalariado privado en la expansión de la empleomanía (de hecho, el empleo asalariado privado perdió 17 mil plazas en los últimos 3 años) y el incremento de los trabajadores independientes o freelancers , que hoy generan tres de cada cuatro nuevos empleos que se agregan a la economía, lo cual es una tendencia mundial, acelerada por la tecnología.

Como referencia, se estima que hoy en día cuatro de cada cinco nuevos empleos a partir del sector logístico son generados por trabajadores independientes, con avisos de operación, que pagan impuestos y cotizan a la Caja de Seguro Social.