La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Economía

Sindicatos de Costa Rica rechazan reforma fiscal

El proyecto de ley que es discutido por el órgano legislativo, tiene como iniciativa estrella la conversión del impuesto de ventas del 13%

La reforma fiscal se realiza durante el gobierno del presidente costarricense Luis Guillermo Solís.

Diversos sindicatos de los sectores de salud, educación, trenes y municipales de Costa Rica se sumaron a una huelga general en muestran de su rechazo a la reforma tributaria que se tramita en el Congreso del país centroamericano.

El proyecto de ley que es discutido por el órgano legislativo, tiene como iniciativa estrella la conversión del impuesto de ventas del 13% en uno de valor agregado (IVA) con la misma tasa, pero que aumentará la cantidad de productos y servicios por gravar.

Además, la iniciativa (llamada Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas) incluye una regla fiscal para controlar el gasto y reducciones en bonos salariales en el sector público como las anualidades y bonificaciones que se otorgan por rendimiento del trabajador.

Otros puntos de la reforma incluyen cambios en el impuesto sobre la renta para que las personas con mayores ingresos, para que contribuyan más, así como la renta de capital.

Los que se oponen a la reforma consideran que la misma llegaría a empobrecer a la clase media y baja costarricense.

‘Este paquetazo tiene que dejar por fuera a las clases más pobres, porque a quien le están cobrando impuestos es a todos los asalariados y esto tiene que estar más equilibrado. Si realmente se tiene que cobrar más impuestos por la necesidad del país que nos cobren a nosotros, pero también a los que evaden y a los que eluden', expresó a Efe el presidente de la Asociación Nacional de Educadores, Gilberto Cascante.

Los sindicatos dijeron que la deuda pública es ‘perversa' pues cada dos horas el Gobierno tiene que destinar $6.8 millones a intereses.

En 2017, Costa Rica cerró con un déficit fiscal del 6.2% del Producto Interno Bruto, que sin una reforma alcanzará el 7.1% para este año.