La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Sube interés por el registro de autorías

En la rama artística, los autores registraron 999 obras; mientras que la Digerpi emitió un total de 10,013 registros, con un alza del 95.1% en relación a 2016

El derecho de autor y de propiedad industrial es el reconocimiento que hace el Estado panameño a todo creador de obras literarias, artísticas, científicas, tecnológicas y procesos industriales, para resguardar la titularidad de las mismas ante terceros que desean explotarlas. Hoy, 26 de abril, en el marco del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, Panamá conmemora la actividad resaltando la función que desempeñan las mujeres al frente de los derechos de propiedad intelectual en el fomento de la innovación y la creatividad.

En la rama artística es donde se ha visto mayor número de registros. Un informe de la Dirección de Derecho de Autor revela que en el último año se registraron un total de 999 obras, 61.3% más que las registradas en 2016, lo que representó un récord histórico.

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO, abreviado en inglés), en el ámbito creativo, ya sea el cine, la animación, la música, la moda, el diseño, la escultura, la danza, la literatura, el arte y otras ramas, las mujeres están reinterpretando la cultura y poniendo a prueba los límites de la expresión artística y creativa, con lo que nos adentramos en un nuevo mundo de experiencia y percepción.

Los temas de patentes, marcas, diseños industriales y derecho de autor son tratados ante el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) desde dos instancias del Viceministerio de Comercio Interior: la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial (Digerpi) y la Dirección de Derecho de Autor.

En el caso de derecho de autor, hay unos diez tipos de formularios y requisitos para iniciar el trámite en línea, según la categoría de la obra a registrar, a través de la página www.panamatramita.gob.pa. Dicho proceso puede tomar años, dependiendo de la complejidad del caso solicitante, pero en el caso de marcas y patentes, en Digerpi el rango puede ser de cuatro a ocho meses, independientemente de si la solicitud es local o procede del extranjero.

Los registros en temas de propiedad industrial se basan en la Ley 35 de 10 de mayo , modificada por la Ley 61 de 5 de octubre de 2012, y las materias de derecho de autor y derechos conexos se rigen mediante la Ley 64 de 10 de octubre de 2012.

Los derechos de propiedad impiden que terceros exploten la invención protegida sin el consentimiento del autor; por tanto, confieren un ‘derecho exclusivo' de explotación al titular que difícilmente puede obtener por el sistema de mantener en secreto su invención sin ninguna protección legal, dadas las características de la sociedad actual.

En el caso de propiedad industrial, la Digerpi emitió el año pasado un total de 10,013 registros, lo que supone un incremento de 4,882 marcas o 95.1% más, al compararle con igual periodo de 2016, cuando sólo se registraron 5,131 procesos.

El reporte arroja que el año pasado se registraron marcas para 14,046 clases y durante el 2016, otras 7,163 clases de marcas, lo que da un aumento de 6,883 (96% más) de clases registradas.

RECAUDACIÓN DE PATENTES

A pesar de registrarse un incremento en las marcas aprobadas, el informe de la Digerpi deja entrever que el año pasado hubo una disminución del 8.76% en la recaudación respecto a lo cobrado en el 2016; sin embargo, en lo que se refiere a las tasas, hubo un aumento del 4.58%, lo que indica que se dio un aumento en los trámites solicitados por los titulares.

Al comparar la disminución que se dio en lo que se refiere a derechos (MEF = 12.39%), con la disminución ocurrida en el número de solicitudes de marcas presentadas durante el 2017, se puede concluir que esta se debió únicamente a la disminución en el número de solicitudes de marcas presentadas en 2017, ya que esta tuvo un decrecimiento del 12.4%, respecto a las solicitudes presentadas en 2016.

Como lo establece la Ley de Propiedad Industrial y su Reglamentación, lo recaudado por la Digerpi en concepto de sobretasas será destinado a sufragar incentivos a la productividad de sus funcionarios, complementariamente al presupuesto general del Estado.