La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

$10 millones en pérdidas por huelga de veterinarios

El Sindicato de Industriales de Panamá inidicó que la huelga se ‘evidenció las importantes oportunidades de mejorar nuestro sistema de control sanitario'.

José Torres, presidente de la Asociación Panameña de Médicos Veterinarios.

Luego de diez días de huelga de brazos caídos por parte de los médicos veterinarios a razón de $1 millón en pérdidas por día, quedaron en evidencia las debilidades que tiene el sistema de control sanitario panameño.

El Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) indicó a través de un escrito que con la huelga se ‘evidenció las importantes oportunidades de mejorar nuestro sistema de control sanitario'.

El gremio considera que además de las carencias, ‘no solo se pone en riesgo la seguridad alimentaria sino que además, incide en la producción de alimentos, su comercialización nacional así como afectación a las exportaciones del país, poniéndonos en desventaja antes nuestros actuales y futuros socios comerciales'.

Para el presidente de la Asociación Panameña de Médicos Veterinarios, José Torres, en el país se violan los códigos sanitarios debido a la falta de personal idóneo, pues han delegado en técnicos funciones estrictamente de médicos veterinarios.

‘Panamá tiene diversos puntos ciegos, sobre todo fronterizos, donde no hay presencia veterinaria, lo que da como resultado el movimiento de animales (ingreso) sin documentos, enfermos careciendo de una verificación profesional', apuntó Torres.

El representante de los veterinarios comentó que actualmente en el país ejercen 320 galenos especialistas en medicina animal y para cubrir la demanda se requieren al menos 500 veterinarios más, y quienes estén en guardia las 24 horas del día.

Torres aclaró que aunque la huelga fue suspendida tras aprobarse en tercer debate el proyecto de ley 574 sobre el escalafón salarial, que luego fue vetado por el Ejecutivo y que hace un reconocimiento de sus estudios de postgrado, esperan que esta semana la ley sea confirmada; de lo contrario, advirtió que harán un nuevo llamado a huelga, pero que esta vez incluiría el cierre de plantas, con lo que se paralizaría toda la producción alimentaria del país.