La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Economía

Regulación de política monetaria, ¿preocupación para las economías emergentes?

El protagonismo y el impacto del dólar en la macroeconomía dan lugar a los procesos de normalización de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, en inglés). Estos implican tres pasos, de los cuales —a la fecha— se ha tomado el primero, que consiste en el alza de las tasas de interés, lo que ha ocasionado un endurecimiento de la política monetaria

Entre las monedas más importantes del mundo destacan el dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina, el yen de Japón y el franco suizo. No obstante, hay que reconocer que el protagonismo y el impacto que tiene el dólar estadounidense (ahora en adelante el dólar) en la economía global es altamente significativo, dando lugar a que los procesos de normalización de política monetaria, llevados a cabo por la Reserva Federal de Estado Unidos (FED) en la actualidad, tengan un impacto en otras economías, principalmente en las emergentes como Argentina, Turquía y Sudáfrica.

Los procesos de normalización implican tres pasos, de los cuales —a la fecha— la FED ha tomado el primero que consiste en el alza de las tasas de interés, dándose un endurecimiento de la política monetaria.

Ligado a esta acción se ha reportado recientemente una apreciación del dólar frente a otras divisas que se prevé sostenible en el transcurso del período. En cuanto a estos cambios, en materia macroeconómica, se da lugar a que otras economías tengan que implementar planes de acción con el objetivo de mantener estabilidad de sus mercados financieros y de capitales.

La importancia que se le ha otorgado y continúa otorgándose al dólar puede verse reflejada en el coeficiente Trade Weighted U.S. Dollar Index, el cual es una media ponderada del valor del dólar con relación a otras divisas estableciéndose sobre una base de 100 como indicativo de que toda cifra por debajo de esta base es una depreciación y por arriba es una apreciación. En base a las cifras históricas reportadas, para el período de la crisis financiera 2007-2008 el dólar reportó un índice de 106.83, que se mantuvo por debajo de 110 hasta inicios del 2015 cuando se registró un índice de 112 que se elevó a 128 en el período 2017, manteniéndose posteriormente arriba de 120 a la fecha del período 2018.

Estas cifras revelan que el dólar mantiene un valor más bajo frente a otras divisas entre 2007 y finales de 2014, recuperándose al reportar una apreciación del 12% en l 2015 y del 20% en la actualidad. En la última década (2007 - 2017), la cifra más baja —de 95— se reportó a mediados de julio de 2012.

La actual apreciación del dólar (20%) frente a otras divisas es el resultado de una serie de factores interrelacionados, entre estos la demanda del dólar como resultado de un mayor interés u optimismo por parte de inversionistas, que demanda instrumentos financieros de deuda (bonos) también ofertados a mayor escala como lo son los Bonos del Tesoro a 10 años de EE.UU., que luego de los anuncios de FED reportan una tasa atractiva de rendimiento del 3.07%, lo cual significa 66 puntos básicos por arriba, de inicio del año (2.41%) y se proyecta un incremento de aproximadamente el 4% antes de finalizar el período (cifras citadas en nota de Market Watch, 2018).

El optimismo de los inversionistas da lugar a una mayor demanda del dólar para la adquisición de estos instrumentos de deuda, por lo que mercados de bonos de otras economías, especialmente emergentes, expresan su preocupación con relación a las salidas de capital.

MERCADOS EMERGENTES

Actualmente, representante de las economías emergentes han expresado su preocupación sobre las medidas con relación al proceso de normalización en cuanto a política monetaria que la FED ha iniciado a implementar.

Las tasas de cambio de economías emergentes reportan en las últimas semanas una depreciación atribuible a salidas de capital, principalmente a la disminución de la demanda de instrumentos de deuda.

Entre los países más vulnerables a los cambios, según el Instituto Internacional de Finanzas (citado en Bloomberg , 2018), están China, Ucrania, Argentina, Sudáfrica y Turquía.

Ante un alza de las tasas de interés de los bonos del Tesoro a 10 años de EE.UU. los inversionistas eventualmente buscarán localizar su capital donde el rendimiento es mayor, disminuyendo así la demanda de bonos de otras economías dejando a estas con una menor capacidad para la obtención de financiamiento externo.

Si los gobiernos no cuentan con la capacidad de financiamiento ni tampoco con un superávit, deberán servir su deuda por medio de uso de las Reservas Internacionales que mantienen sus Bancos Centrales.

Por ello, una reducción de la deuda externa se transforma en un incremento de la deuda interna, dando lugar a una potencial desestabilización financiera para dichas economías. Hoy en día, las economías emergentes reportan una mayor inflación y un incremento de su déficit presupuestario.

Escenarios económicos como los que reporta Turquía y Sudáfrica parecen estar significativamente ligados. A 23 días de mayo de 2018 se reporta una depreciación de la Lira de Turquía (TRY) frente al dólar (USD) de aproximadamente 18%, la cual hace un mes registraba 4.11 TRY/USD para actualmente reportar una tasa de cambio de 4.86 TRY/USD. Las autoridades monetarias de Turquía han tomado acción incrementando la tasa de inflación al 10.85% como medio de control del valor de la moneda, pero al mismo tiempo se ha creado un sentimiento pesimista por parte del mercado. Hoy en día, a la Lira se le ha catalogado como la moneda con el peor rendimiento (nota reportada en el sitio CNBC , 2018).

En cuanto a la economía de Sudáfrica, en comparación al mes pasado, el Rand reporta 5.6% por debajo del dólar y se espera que la moneda continúe depreciándose como resultado de una mayor percepción de volatilidad por parte del público inversionista. Representantes de NedBank Group expresan haber esperado una baja del Rand, pero no a los niveles reportados (información citada en Bloomberg , 2018).

Debe reconocerse que los procesos de normalización de política monetaria no son un tema nuevo a debate, dado que se esperaba los mismos se lleven a cabo por parte de los mayores bancos centrales una vez la economía global presenta signos de rehabilitación.

No obstante, dada la influencia de la FED en la economía mundial era de esperarse que se experimentaran ciertos eventos a partir de las acciones con objeto de normalización.

En conferencia patrocinada por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Nacional de Suiza, Powell —por parte de la FED— expresó que ‘las acciones de la FED no son la únicas que tienen un impacto en la economía global y que las economías emergentes tienen la capacidad para hacer frente al endurecimiento de política monetaria', una afirmación basada en cifras comparativas de los positivos flujos de capital a mercados emergentes antes de la crisis financiera, cuando las tasas de interés de la FED se encontraban considerablemente altas (4%-6%) en comparación a la actualidad (3.07%).

FICHA

La autora conduce el segmento ‘Su ventana financiera' en @Estrellaonline

Nombre completo: Laritza del Rosario Lezcano Navarro

Ocupación: Consultora financiera

Resumen de su carrera: Máster en Inversiones y Finanzas y diplomado de Economía y Finanzas de la Universidad Queen Mary University of London. Licenciada en Contabilidad, Banca y Finanzas por la Universidad Santa María La Antigua de Panamá. Experiencia laboral en auditoría comercial, análisis financiero e implementación de análisis cuantitativo.