06 de Dic de 2021

Economía

¡Auxilio, auxilio!, necesito un préstamo: ¿solución o problema?

Todos, de una u otra forma, requerimos de un préstamo, ya sea para iniciar un negocio, inyectar capital de trabajo, comprar activos, mejorar el local, para emergencias médicas, viajes o consolidar deudas

¡Auxilio, auxilio!, necesito un préstamo: ¿solución o problema?
¡Auxilio, auxilio!, necesito un préstamo: ¿solución o problema?

Los préstamos se han convertido en un recurso inmediato para mantener una empresa a flote o para que un empresario o una persona natural pueda salir rápido de sus deudas. Pero lo más importante es estar seguro de necesitarlo.

Hace poco recibí una llamada de un cliente solicitando financiamiento para un negocio que deseaba expandir, al ver las puertas del banco cerrarse, tuvo que acudir a una financiera cuya tasa de interés es más alta. Por la premura y el deseo de no perder la oportunidad de negocio, aceptó el préstamo, dándole como resultado una deuda que abarca más del doble de la cantidad solicitada y a un periodo de tiempo muy extenso.

Los servicios bancarios pueden convertirse en un grito de auxilio o una solución a un problema.

Una decisión apresurada trae como consecuencia malas decisiones financieras y recuerde que un préstamo no es para resolver un problema inmediato, debe ser una inversión...

Todos, de una u otra forma, requerimos de un préstamo, ya sea para iniciar un negocio, capital de trabajo, compra de activos, mejoras del local, emergencias médicas, viajes, consolidación de deudas, por mencionarles algunas razones.

¿Cuándo un préstamo se convierte en un auxilio:

A. Cuando la empresa debe asumir cuentas por cobrar.

B. Cuando a la empresa se le presenta una oferta que no desea perder.

C. Se debe hacer una reestructuración.

Este tipo de préstamo indica que la empresa no tiene una estrategia bien definida, no posee una estrategia de ventas ni mucho menos conoce el mercado. Dentro de las consecuencias de adquirir un préstamo como auxilio tenemos: la empresa no tiene capacidad financiera, no podrá afrontar las deudas, pone en riesgo el flujo de caja de la empresa, posee una nueva deuda y las cuentas por pagar aumentan.

¿Cuándo un préstamo se convierte en una solución al problema?

A. Compra de un local, si le sube el precio de alquiler.

B. Capital de trabajo.

C. Compra de maquinaria y equipo para mejorar la producción y aumentar los ingresos.

Este tipo de préstamo indica que la empresa posee un plan de negocio, está bien planificada y tiene una visión de crecimiento programada.

Recuerde que un préstamo no se trata de resolver una solución inmediata, es una inversión para la mejora del negocio que debe transformarse en ingresos, utilidades y una buena rentabilidad.

Antes de tomar la decisión verifica la fuente de repago para hacerle frente y siempre poner en cuenta dentro del presupuesto un rubro de imprevistos.

ASESORA EMPRESARIAL