Temas Especiales

10 de Apr de 2020

Economía

Amazon planea repartir su segunda sede entre dos ciudades, según el WSJ

La empresa, que tiene su cuartel general en Seattle, anunció el año pasado su intención de crear una segunda sede en Estados Unidos

Amazon planea repartir su segunda sede entre dos ciudades, según el WSJ
Amazon planea repartir su segunda sede entre dos ciudades, según el WSJ

El gigante estadounidense del comercio electrónico Amazon planea repartir su segunda sede entre dos ciudades en lugar de elegir una única localidad, adelantó hoy The Wall Street Journal (WSJ).

La empresa, que tiene su cuartel general en Seattle (Washington), anunció el año pasado su intención de crear una segunda sede en Estados Unidos, en la que invertirá unos 5.000 millones de dólares y que contará con unos 50.000 trabajadores.

El plan desató una carrera entre ciudades de todo el país para tratar de atraer a Amazon, que ha alimentado esa expectación con un largo proceso de selección.

Según el WSJ, que cita a una fuente conocedora del proceso, finalmente la compañía dirigida por Jeff Bezos optará por dividir la nueva sede entre dos lugares, con 25.000 empleados en cada una de ellas.

Con ese movimiento, apunta el periódico, la empresa busca asegurarse que tendrá disponible a un número suficiente de personal especializado y reducir algunos de los posibles problemas de añadir decenas de miles de trabajadores en una localidad, como dificultades de alojamiento o de transporte.

Según la fuente citada por el WSJ, Amazon podría anunciar las ciudades elegidas esta misma semana.

Este domingo, el periódico había informado que la compañía estaba en discusiones avanzadas con un pequeño grupo de localidades, entre ellas Nueva York, Dallas y Crystal City, situada en el estado de Virginia, a las afueras de Washington D.C., y principal favorita.

El pasado enero, la empresa dio a conocer una lista de 20 ciudades finalistas, de entre casi 240 candidaturas, que incluían también lugares en México y Canadá.

Muchas de estas ciudades ofrecieron ayudas y exenciones fiscales con el objetivo de atraer a Amazon, que promete que su nueva sede tendrá la misma importancia que la actual de Seattle.