La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Economía

Desenvolvimiento de los negocios frente a un panorama de incertidumbre

El período 2018 ha sido el escenario de diversos eventos que implican una guerra comercial entre dos potencias mundiales, EEEU y la República Popular de China, alza de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y economías influyentes que atraviesan por períodos de desestabilización

Es un hecho que el éxito de los negocios está relacionado significativamente a la habilidad para implementar estrategias que permitan el desarrollo de las operaciones acorde a como se desenvuelven los mercados. Por lo que eventos en materia política, comercial y económica, que acontecen en el ámbito internacional, son potencial fuente de incertidumbre que debe de ser integrada a las proyecciones de flujo de un determinado período fiscal así como a las probabilidades de logro de las mismas.

El período 2018 ha sido el escenario de diversos eventos que implican desde el desarrollo de una guerra comercial entre dos potencias mundiales, Estados Unidos y la República Popular de China, alza de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), economías influyentes que atraviesan por períodos de desestabilización e incertidumbre, así como tasas de cambio poco favorables frente al dólar estadounidense.

Y a pesar de que estos eventos tienen sus protagonistas específicos, no podemos obviar que los sistemas financieros y la economía mundial resienten los impactos de las decisiones y las consecuencias que se puedan originar. Exposición atribuible a la globalización, fenómeno no innovador y latente desde que se eliminan barreras a las prácticas comerciales abriendo paso a la interconexión o integración que da origen a una interdependencia política, económica y comercial entre los mercados y sus participantes.

Considerando los niveles de exposición, entonces no es posible ignorar cómo los eventos actuales tienen una incidencia tanto de manera individual como en conjunto. Una de las expresiones más recientes que citamos para ilustrar son las numerosas multinacionales del mercado de EE.UU. que han tenido que enfrentar las consecuencias de las imposiciones de tarifas a $200 millones de millones de artículo importados por los participantes comerciales del mercado de la República Popular de China.

De los sectores que se ven mas afectados lista el Industrial, reportándose diversas empresas de manufactura que han tenido que tomar acciones frente a un alza de los precios de la materia prima que demanda la creación de sus productos. Entre estas empresas tenemos la automotriz General Motors (GM) quien mantiene fábricas de ensamblaje en la República Popular de China por lo que debe de hacer frente al alza de costo de la materia prima, aluminio y acero.

A respuesta de lo que significa un mayor costo de producción, el segundo trimestre del presente año la administración de GM mediante anuncio oficial informa sobre un cambio a cifras más conservadoras de su proyección de ingresos para el período fiscal 2018. En lugar de $6.30 a $6.60 de ganancia por acción, se hace una corrección a $6.00, lo cual tiene un efecto en las percepciones por parte del mercado reflejándose la incertidumbre inmediatamente la baja del 6% en el precio por acción.

FICHA

La autora conduce el segmento ‘Su ventana financiera' en @Estrellaonline

Nombre completo: Laritza del Rosario Lezcano Navarro

Ocupación: Consultora Financiera

Resumen de su carrera: Master en Inversiones y Finanzas y Diplomado de Economía y Finanzas de la Universidad Queen Mary University of London. Licenciatura en Contabilidad, Banca y Finanzas de la Universidad Santa María La Antigua de Panamá. Experiencia laboral en auditoría comercial, análisis financiero e implementación de análisis cuantitativo.

Vale la pena señalar que la República Popular de China no solo representa una locación de ensamblaje para la producción de los vehículos de GM, también representa el mayor mercado para esta automotriz. Reportes confirman que de los 10 millones de unidades que GM vendió para el período fiscal 2017, más del 40% de las ventas se concretaron en la República Popular de China, convirtiéndola en el mercado más importante. Seguido de su país de origen, EE.UU., en el cual reporta venta de 3 millones de vehículo y en el tercer lugar lista Brasil con una demanda de 394 mil (cifras citadas en el sitio web Statista.com ).

Pero no solo se puede listar a la guerra comercial como el único detonante de planes de acción que GM, así como otras empresas multinacionales, han decidido poner en para mantenerse competitivas y no perder su posicionamiento de mercado.

Entre los otros factores que imponen limitantes, se debe de contemplar el impacto del alza continua de las tasas de interés por parte de la FED a partir del período 2015 como resultado de un proceso de normalización frente un panorama que parece reflejar desarrollo y crecimiento económico sostenible. Para septiembre 2018, las tasas de interés se elevan 25 puntos bases ubicándola en 2.25% y se espera un potencial aumento para diciembre antes de que finalice el año corriente.

Sin embargo, el alza de interés como acción en materia de política monetaria con miras al control de factores negativos como la elevada inflación, puede ser contradictoria si se analiza el impacto que puede tener en el desarrollo del comercio. Primero, un alza a la tasa de interés es una práctica de contracción de la economía, lo cual conlleva a un acceso más limitado del crédito reduciendo la capacidad de consumo de la sociedad.

Segundo, una elevada tasa es un atractivo a la inversión lo cual conlleva a una apreciación del dólar lo cual significa para otras economías un mayor costo de importación de productos del mercado de EE.UU., y todo aquel otro mercado cuya moneda oficial sea el dólar estadounidense. Quien importe terminara transmitiendo este costo al consumidor, dado que este primero busca la manera de obtener el rendimiento requerido. En un escenario en donde los consumidores tienen menos acceso a la liquidez aunado a un incremento de costos, el comercio reciente y se origina otro escenario a la aplicación de estrategias.

Sin embargo, a pesar de eventos como el alza de costos de materia prima, los fundamentos parecen indicar que GM continúa reportando cifras favorables. La mejor expresión de esta afirmación son las ganancias por acción de $1.87 y los ingresos que oscilan los $35.79 miles de millones al tercer trimestre 2018, ambas cifras que se ubican por arriba de la proyección de $1.25 y de $34.85 miles de millones.

Estos resultados positivos no los podemos desvincular de las estrategias empleadas por parte de una administración consciente a proteger y mejorar el posicionamiento de mercado de una empresa frente a un panorama de incertidumbres. Desde el período 2015, ya se anunciaba los potenciales cierres de ciertas plantas GM localizadas en EE.UU. y Canadá con miras a la reestructuración y reducción de costos que les permita contribuir al logro de sus objetivos en el mediano y largo plazo. Para el día 26 de noviembre 2018, se confirma el cierre de cuatro plantas que incluyen Ohio, Michigan, Maryland y Canadá, reduciéndose la planilla a 14 mil empleados menos.

GM es tan solo un ejemplo de entre cientos de empresas que en el día a día buscan las estrategias que les permitan mantener su posicionamiento en el mercado. Tarea que no es fácil, si consideramos que en muchas ocasiones la primera acción a considerar en una reducción de costos que implican el despido de cientos de empleados.