La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Economía

Remesas familiares alcanzan histórico nivel en Guatemala

A pesar del aumento de las remesas que envían los tres millones de guatemaltecos en EE.UU., el país aún mantiene un alto porcentaje de pobreza

Muchos guatemaltecos aún viven por debajo de la línea de la pobreza.

Las remesas familiares alcanzaron este año un nivel histórico en Guatemala, donde la industria turística también creció y el producto interno bruto (PIB) alcanzará un 3% de crecimiento, pero el país aún mantiene un alto porcentaje de población viviendo bajo la línea de la pobreza.

De hecho, un 53% de los guatemaltecos continúa siendo pobre, donde el salario mínimo es de 2,742 quetzales ($354.7) mensuales.

Sin embargo, solo el costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) alcanzó a noviembre pasado los 3,597.4 quetzales ($465.3), y la ampliada, que incluye además educación, vivienda, transporte, recreación, entre otros, llegó a los 8,306.2 quetzales ($1,074.5).

CRECIMIENTO

El PIB de Guatemala cerrará este año con un crecimiento del 3%, 0.2 puntos porcentuales más que el 2.8% del 2017.

El impulso de la economía guatemalteca se debe al aumento del presupuesto público, el ingreso de las remesas familiares y de las importaciones.

El sector turístico también percibió un crecimiento.

El presidente del Banco de Guatemala (central), Sergio Recinos, asegura que este año las remesas que envían los inmigrantes alcanzarán los $9,000 millones, lo que supone un 9.8% más que los $8,192,21 millones recibidos en 2017, que superaron los $7,159,96 millones de 2016, que también habían sido históricos.

Hasta noviembre pasado, se tuvo un ingreso acumulado de $8,400 millones de dólares, que representan el 74.12% del presupuesto del Estado de $11,332 millones aprobados por el Congreso para el ejercicio fiscal del 2019, reporta la agencia Efe .

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), las remesas que envían los inmigrantes representan el 10% del PIB de Guatemala.

Las autoridades estiman que en Estados Unidos radican unos tres millones de guatemaltecos, unos 800,000 de ellos en situación irregular.

Mientras que el PIB cerrará este año con un crecimiento del 3%, 0.2 puntos porcentuales más que el 2.8% del 2017, pero quedará por debajo del 3.1% del 2016 cuando asumió el gobierno el presidente Jimmy Morales.

En opinión de Recinos, el impulso de la economía guatemalteca se debe al aumento del presupuesto público, el ingreso de las remesas familiares y de las importaciones, que hasta octubre último alcanzaron los $16,415,5 millones, un 8.9% más que en el mismo periodo de 2017.

Para el próximo año el también presidente de la Junta Monetaria (JM) prevé que el PIB crecerá un 3.4% y que las elecciones generales que se celebrarán en junio de 2019, no tendrán ninguna incidencia en el comportamiento de la economía nacional.

Las proyecciones para 2019 coinciden con indicadores diversos como el Fondo Monetario Internacional (3.3%), la ONU (3.5%), la revista The Economist (2.9%), además de las calificadoras de riesgo Fitch Ratings (3.5%), Moody's Investors Service (3.4%) y Standard and Poor's (3.0%).

La industria turística, que junto a las remesas y las exportaciones son el principal soporte de la economía guatemalteca, también crecerá ese año un 13%.