La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Economía

En 2023, Japón venderá vehículos voladores

La primera prueba con un piloto humano tendrá lugar en el verano de 2019, tras recibir el visto bueno del Gobierno nipón

El Gobierno de Japón y varias empresas tecnológicas y automovilísticas acordaron una hoja de ruta que sitúan el año 2023 como el punto de partida para la comercialización de vehículos voladores y su uso extendido en el ámbito urbano.

Sin embargo, la producción en masa y salida al mercado del automóvil, que sus ingenieros han planeado para 2026, resulta un reto por el elevado coste del producto, que sitúan ahora sobre los 50 millones de yenes (397,000 euros).

‘La idea detrás del coche volador es que podemos obtener un precio más razonable que el de un helicóptero o un avión', explicó Tomohiro Fukuzawa, CEO de Skydrive, una de las empresas que participan de la innovación.

El proyecto para desarrollar el turismo de esta compañía ya cuenta con una financiación de más de $5 millones (4.4 millones de euros) por parte de empresas del sector automovilístico y los gobiernos de Tokio y Japón.

Unas 400 personas trabajan para la fabricación del coche volador Skydrive, que nació de las mentes de una decena de jóvenes ingenieros que invirtieron su tiempo libre en la creación de un nuevo sistema de movilidad aérea.

Este mes de diciembre, la compañía japonesa consiguió volar con éxito un prototipo a escala real del coche, que está diseñado para albergar a dos personas, pesa unos 400 kilogramos y se espera que alcance una velocidad de 100 kilómetros por hora en el aire.

La primera prueba con un piloto humano tendrá lugar en el verano de 2019, tras recibir el visto bueno del Gobierno nipón.

‘En Japón, mucha gente consume ciencia ficción, donde aparecen muchos coches voladores. Ya estamos muy familiarizados', concluyó Fukuzawa.