01 de Oct de 2022

Economía

En 2018, el valor de la construcción se contrajo 38.9%

El valor total de las construcciones, adiciones y reparaciones particulares sumó $1,310.9 millones a diciembre de 2018; es decir, cayó $833.0 millones. Se prevé que la tendencia a la baja se mantenga este 2019

En 2018, el valor de la construcción se contrajo 38.9%
La construcción está entre las actividades que más aportan al PIB de Panamá.

Las estadísticas oficiales confirman que el año pasado el valor total de la construcción en Panamá se redujo drásticamente, tal y como se venía previendo; y los especialistas consideran que la tendencia a la baja se podría mantener para este 2019.

Hasta diciembre de 2017, el valor total de las construcciones, adiciones y reparaciones particulares sumó $2,144.0 millones mientras que en el 2018 apenas alcanzó los y $1,310.9 millones, según cifras de la Contraloría General.

Al comparar ambos números, se evidencia que el valor de la construcción disminuyó $833.0 millones; es decir, disminuyó 38.9%, según el informe que publicó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC), entidad adscrita a la Contraloría.

Según el documento, el año pasado la industria registró un comportamiento negativo en todos sus segmentos, tanto en proyectos residenciales como en no residenciales, aunque en el primero fue con mayor proporción (los residenciales -40.6% y los no residenciales -36.0%).

En total, la construcción registró un deterioro en el número de obras (-33.6%), en el área por metro cuadro (-48.0%), en el costo declarado de los permisos para realizar las primeras operaciones físicas de los proyectos (-41.0%) y en las adiciones y reparaciones (-25.0%).

La actividad perdió dinamismo principalmente en las provincias de Colón (-42.5%), La Chorrera (-28.2%), Arraiján (-42.9%), Panamá (-41.1%), Aguadulce (-29.8%) y David (-50.3%).

Por el contrario, se incrementó en Chitré (15.6%) y en Santiago (59.1%)..

Cabe destacar que el 2018 estuvo marcado por la paralización de labores de los trabajadores del sector de la construcción durante 30 días y por el próximo periodo electoral.

TIPO DE CONSTRUCCIÓN

Los proyectos residenciales y los no residenciales mostraron cifras negativas de enero a diciembre 2018.

40.6%

se deterioró el valor de los proyectos de construcción residencial

36.0%

se redujo el valor de los proyectos de construcción no residenciales.

José Ramón Icaza, director de construcción e inmobiliaria de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, consideró que durante los últimos dos años (2017 y 2018), la construcción ha experimentado ajustes y transiciones, pues viene de una pujanza bastante acelerada y constante desde hace cinco años, y que llegó a su pico en 2016.

Icaza, quien también forma parte de la Comisión Permanente de Alto Nivel para dinamizar el sector construcción, la cual fue creada luego de que a mediados del 2015 el sector entró en un ciclo decreciente, opinó que ‘el sector de la construcción sigue con cierto nivel de dinamismo, y no es que se haya detenido, sino que sigue experimentando un ajuste. Pero esa desaceleración que se percibe continuará en 2019'.

Respecto a los permisos de construcción, Icaza explicó que es un indicador del dinamismo de la industria, que durante el año pasado estimó tuvo una reducción de cerca del 48%. Se trató ‘de una contracción bastante importante con respecto a 2017 que ya se había contraído' también, indicó Icaza.

En una reciente entrevista con La Estrella de Panamá , la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) consideró que las altas y bajas que sufre el sector ‘históricamente son cíclicas'.

Y afirmó que aunque la huelga tendría un impacto colateral en la actividad, está probado que las actividades productivas se reducen y la inseguridad del inversionista se incrementa a la espera de un nuevo gobierno que se plantea nuevos planes de desarrollo para el país.

Por último, anotó el gremio, las expectativas de lograr un crecimiento sostenible del sector construcción están a más de dos o tres años.

La actividad de la construcción es una de las que más aporta a la economía del país, un motor productivo que, por años, ha mantenido el dinamismo de la economía de Panamá.

Hasta agosto de 2017, el sector de la construcción representó el 17% del producto interno bruto (PIB) en el país y genera el 10% de empleo (180,477), según un informe del Sindicato de Industriales de Panamá.