Temas Especiales

10 de Aug de 2020

Economía

El mayor banco privado de Brasil cerró el año con un crecimiento de un 4,2 %

Se ha observado "una retomada" de la concesión de crédito, con el "aumento de la demanda" sobre todo de las personas físicas y de las pequeñas y medianas empresas

El mayor banco privado de Brasil cerró el año con un crecimiento de un 4,2 %
El mayor banco privado de Brasil cerró el año con un crecimiento de un 4,2 %

El banco Itaú-Unibanco, la mayor entidad financiera privada de Brasil, informó este lunes que cerró el año pasado con un beneficio neto de 24.977 millones de reales (unos 6.800 millones de dólares), lo que representa un volumen en un 4,2 % superior con relación al que registró en 2017.

Si se excluye los efectos extraordinarios, la entidad obtuvo un beneficio neto ajustado de 25.733 millones de reales (unos 7.005 millones de dólares), un valor un 3,4 % por encima del obtenido en 2017.

En un informe divulgado este lunes, Itaú-Unibanco, valorada actualmente en unos 88.300 millones de dólares en valor de mercado, destacó que los buenos resultados fueron impulsados por la cartera de crédito, que creció un 6,1 % en 12 meses y alcanzó los 639.000 millones de reales (173.972 millones de dólares).

De acuerdo con la entidad, se ha observado "una retomada" de la concesión de crédito, con el "aumento de la demanda" sobre todo de las personas físicas y de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Mientras que la cartera de crédito subió un 10,3 % en el primer caso, las concesiones de crédito para las pymes aumentaron el 14,4 % en 2018.

Solo en el cuarto trimestre del año pasado, Itaú-Unibanco obtuvo un beneficio neto de 6.206 millones de reales (1.689 millones de dólares), un 6,4 % más respecto al mismo periodo de 2017.

Asimismo, los activos de servicios y seguros del banco sumaron en 2018 41.436 millones de reales (11.281 millones de dólares), un valor que supera en un 5,5 % el montante registrado en el año inmediatamente anterior.

Los resultados de la entidad confirman los buenos pronósticos para la banca brasileña en 2019, ya que las principales entidades financieras del país vieron sus beneficios escalaren el último año.

Según datos de la consultora Economatica, la rentabilidad de las acciones de los bancos brasileños destacaron en el mes de enero "entre los grandes bancos del mundo" y el gigante suramericano contabilizó ocho entidades entre las 20 acciones con mejor desempeño en enero de 2019.

Entre la veintena de papeles con mejor desempeño en el primer mes del año, los títulos ordinarios y los preferenciales de Itaú-Unibanco ocuparon la décima y la undécima posición, respectivamente.

Mientras, el retorno sobre el patrimonio neto del banco, un indicador de la rentabilidad financiera de los bancos, llegó a 21,9 % en 2018, lo que supone un crecimiento de 0,1 punto porcentual ante 2017.

El presidente ejecutivo del banco, Candido Bracher, expresó, citado en el informe, que el año de 2018 fue "marcado" no "solo por los buenos resultados financieros", sino también por el inicio de la "materialización" de las iniciativas que "orientarán" las inversiones de la entidad a partir de ahora.

Queremos ser "un banco 100 % centrado en el cliente. A partir de ese objetivo pretendemos alcanzar niveles de satisfacción comparables a los de las mejores empresas del mundo", expresó Bracher en el comunicado.

Para 2019, el presidente aseguró que el banco estará "centrado" en aumentar "aún más el nivel de satisfacción de los consumidores".

"Necesitamos mantenernos en un estado permanente de renovación, por eso elegimos un banco 100 % centrado en el cliente", completó.

Itaú-Unibanco destacó también que el índice de impago general, medido por las deudas sin pagar vencidas hace más de 90 días, presentó una reducción de 0,2 puntos porcentuales en 12 meses y alcanzó una tasa del 2,9 %.

En Brasil, este índice se redujo medio punto porcentual en 12 meses entre las personas físicas, por lo que bajó del 4,9 % al 4,4 %, mientras que entre las pymes, el nivel de impagos tuvo una caída de 1,3 puntos porcentuales, lo que representa una bajada de 4,5 % al 3,2 %.

Este es el menor nivel para las tasas de impago desde 2008, cuando se llevó a cabo la fusión entre los bancos Itaú y Unibanco.

En el marco de su propuesta en convertirse en una "vanguardia tecnológica", el banco alcanzó en diciembre los 11,1 millones de clientes que utilizan las plataformas digitales o aplicaciones móviles para sus operaciones.

Más de 600.000 cuentas bancarias fueron abiertas solo ese mes a través de una aplicación, lo que representa un aumento de 215 % con respecto a diciembre de 2017.

Finalmente, la entidad informó que ha aportado unos 73.000 millones de reales (19.874 millones de dólares) a la economíabrasileña, distribuidos entre "diversos segmentos de la sociedad".