26 de Feb de 2020

Economía

El 2018 cierra con 6 mil sociedades menos inscritas

El número de sociedades anónimas y sociedades comunes inscritas en el Registro Público viene zigzagueando desde el 2016. De 39,909 que habían en el 2015 pasó a 21,871 en el 2018, según cifras de la Contraloría

El 2018 cierra con 6 mil sociedades menos inscritas
En 2018 el número sociedades anónimas y comunes inscritas se redujo 22.9%.

De enero a diciembre de 2018 se reportaron 21,871 sociedades anónimas y sociedades comunes inscritas en el Registro Público versus las 28,355 que se dieron en el 2017.

Esto significa que el año 2018 cerró con una disminución de 22.9% o 6,484 sociedades anónimas y sociedades comunes inscritas con respecto al 2017, según cifras de la Contraloría General.

El número de sociedades anónimas y sociedades comunes inscritas viene zigzagueando desde hace ya varios años, pero la cifra del 2018 es la más baja de los últimos cuatro años.

De 39,909 que habían en el año 2015 pasó a 21,871 en el 2018. En 2015 creció 28.4%, pero en 2016 disminuyó 13.0%, en 2017 se redujo 18.3% y en 2018 cayó 22.9%.

En recientes declaraciones a este diario, el abogado Ernesto Cedeño consideró que la disminución de las sociedades anónimas se debe a varios factores.

En primer lugar, Cedeño lo atribuyó al efecto de los ‘Papeles de Panamá', que le dieron ‘mala reputación' al país.

En segundo lugar, a las normas vigentes que obligan a revelar los accionistas nominales, por ejemplo, en casos de contratación pública.

NORMATIVAS

De las sociedades anónimas en Panamá

La tendencia a la baja coincide con la modificación de la Ley 23 del 27 de abril de 2015 por la Ley 21 de 2017; y de que la Dirección General de Ingresos reestructuró la categoría sociedades anónimas para su inscripción en el Registro Único de Contribuyentes.

Y en tercer lugar, por la política de ‘conoce a tu cliente', que se han puesto más severas en Panamá.

No obstante, las cifras negativas se dan al margen de la modificación de la Ley 23 del 27 de abril de 2015 por la Ley 21 de 2017 y de que la Dirección General de Ingresos (DGI), a través de la resolución No. 201-1254, publicada en Gaceta Oficial el pasado 9 de marzo, reestructura las categorías de sociedades anónimas para su inscripción en el Registro Único de Contribuyentes. Con ello, se cambió la categoría ‘sociedad anónima offshore' por ‘no tener fundamento legal'.

Ahora se clasifican solo como sociedades anónimas de tipo A, para aquellas cuyos ingresos sean de fuente panameña, obligándolas a hacer declaración del Impuesto Sobre la Renta anualmente; y las de tipo B, cuya fuente de ingreso no es panameña, exonerándolas de declarar en base al régimen fiscal territorial existente Panamá.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) también presiona al istmo para que modifique sus normas legales, a fin de evitar la evasión fiscal.

La Ley 23 adopta medidas para prevenir el blanqueo de capitales, el financiamiento del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva.

A finales de enero, también se aprobó el proyecto de ley 591, que penaliza la evasión fiscal y la convierte en delito precedente del blanqueo de capitales.