La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Economía

Producción cafetalera cayó 14.6% durante el período agrícola 2017-2018

Los efectos del cambio climático —exceso de lluvias, fuertes vientos, sequía y la roya del café— podrían haber incidido en el deterioro de la producción de café del año pasado

Producción cafetalera cayó 14.6% durante el período agrícola 2017-2018

Para el año agrícola 2017-2018, la actividad cafetalera en Panamá presentó una cosecha de 111,100 quintales pilados.

Al comparar esta cosecha con la del año agrícola 2016-2017, que fue de 130,100, se observó una disminución de 19,000 quintales pilados, lo cual correspondió al 14.6% de caída de la actividad, según cifras preliminares de la Encuesta Agrícola de Café y Caña de Azúcar de noviembre de 2018, publicada por la Contraloría General de la República.

La provincia que presentó mayor producción en la actividad cafetalera el año pasado fue Chiriquí, con 82,400 quintales pilados, lo que representó el 74.2% del total de la cosecha nacional. Le siguen Coclé, con 15,300 quintales pilados, o sea, el 13.8% y Colón, con 5,800, es decir, el 5.2%, detalló.

Según el informe, la disminución de la cosecha se debió principalmente al Cambio Climático (exceso de lluvia acompañada de fuertes vientos) que tumbaron la flor del café, en el distrito de Renacimiento.

Por otro lado, en regiones como el distrito de Boquete tuvo lugar una buena floración, pero la sequía que duró un mes perjudicó el cuaje del café, según el informe.

Adicionalmente, señala que la roya atacó en este período, debido a que las condiciones climáticas permitieron el desarrollo de este hongo. La falta de mano de obra fue otro factor que afectó un mejor desempeño.

Por su parte, el Diagnóstico del Impacto Económico del Café en Panamá, de la consultora Indesa (2018), revela que la producción de café en grano en Panamá ha disminuido en los últimos años (2012 – 2017) a una tasa anual promedio de 4.5%. Esto según cifras proporcionadas por la Dirección de Agricultura del Ministerio de Desarrollo (MIDA) basadas en el año agrícola que inicia en agosto 2016 y cierra en mayo 2017.

El estudio concluye que el cuello de botella para el impacto económico de la industria está en la producción de café en grano, pues considera que no ha variado sustancialmente en los últimos tres años (aproximadamente 200 mil quintales anuales).

Por otro lado, la escasez de mano de obra, la baja tecnificación de los procesos productivos y las plagas son los factores que actualmente afectan la productividad del sector y generan costos incrementales.

De acuerdo con el estudio, el precio del café pagado a productores en Panamá ($211 por quintal) supera el valor del precio internacional y el rendimiento por hectárea del café en grano (10 quintales por hectárea) es inferior al de los países de la región.

A pesar de la baja producción, la consultora considera que la integración de toda la cadena productiva del grano tiene gran potencial para dinamizar el sector y la economía panameña.

Indesa destaca que en el 2015 la industria del café aportó $212.2 millones o 0.4% al Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá. La mayor oportunidad se encuentra en la exportación de café tostado, debido a que genera mayor valor agregado y los precios por tonelada internacional son tres veces superiores a los precios del café sin tostar.

Estima que de 2012 a 2017 las importaciones y exportaciones del café en grano cayeron 10%, mientras que del tostado crecieron 5%.

Otro informe de la Contraloría precisó que el año pasado también hubo bajas en la exportación del café (20.7%).

‘En la producción cafetalera del año agrícola 2017-2018 se observó una disminución de 19,000 quintales pilados, lo cual correspondió al 14.6% de caída de la actividad',

INFORME

CONTRALORÍA GENERAL