La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Economía

Superintendencia bancaria panameña toma el control de ALLBank Corp.

La Superintendencia de Bancos de Panamá reaccionó ayer a la intervención en Curazao el pasado 5 de septiembre de uno de los bancos propiedad del accionista principal de AllBank Corp en esa jurisdicción.

Superintendencia bancaria panameña toma el control de ALLBank Corp.

Se trata del Banco de Orinoco N.V., donde está colocada una cuarta parte de los activos líquidos de AllBank Corp, que operaba en Panamá con Licencia General. Además, el Banco de Orinoco presta servicios de custodia de una tercera parte de las inversiones en valores que forman parte de los activos productivos de Allbank, Corp, informó la SBP en un comunicado emitido este lunes en horas de la tarde.

Como el Banco de Orinoco fue intervenido por el Centrale Bank van Curacao en Sint Maarten (CBCS) y en vista de que ‘no puede seguir prestando sus servicios regulares, no podrá ofrecer nuevos servicios, ni captar clientes y no podrá ser obligado a cumplir con sus deudas y por el momento serán congelados todos sus activos’, la SBP ordenó ayer, a partir de las 3:00pm, la toma de control operativo y administrativa de AllBank Corp.

El regulador sostuvo además que los resultados de las últimas supervisiones realizadas por ellos reflejan ‘una fuerte debilidad de la salud de la cartera de préstamos, lo que sumado a una frágil gestión del Gobierno Corporativo, un modelo de negocio que se torna inviable y la incertidumbre que genera tanto el acceso a los activos de Allbank, como los potenciales efectos de contagio que se derivan de la situación del grupo bancario en Curazao, llevan al convencimiento de la Superintendencia de que los intereses de los depositantes, corren peligro si prosiguen las operaciones del Banco en la gestión de su accionista y Alta Gerencia’.

El conglomerado bancario del que forman parte el Banco de Orinoco y AllBank Corp es el venezolano Grupo Financiero B.O.D., que en un comunicado emitido en la tarde de ayer, contradiciendo a la SBP, plantean que “La Superintendencia de Bancos de Panamá ha podido constatar de manera reiterada la sanidad financiera de AllBank Corp y la capacidad de atender los requerimientos de sus clientes”. Califican la medida como “desproporcionada y en perjuicio de los depositantes y ahorristas de la Institución”.