Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Economía

Si GM fabrica más autos eléctricos habría menos empleos

La directora general de la GM, Mary Barra, ha prometido un "futuro completamente eléctrico"

 Chevrolet Volt híbrido cargando en una estación ChargePoint en un garaje de Los Ángeles. AP

Si los consumidores algún día dejan los autos a combustible por carros eléctricos, el gremio automotor se verá en dificultades.

Si eso pasara, desaparecerían miles de trabajos en plantas de motores y transmisiones en toda la zona industrial de la región central, y en su lugar habría pequeños grupos de trabajadores en fábricas impecables y mayormente automatizadas que mezclarían substancias químicas para hacer baterías.

El sindicato UAW está muy al tanto de esta posibilidad ahora que negocia un contrato laboral con General Motors teniendo en cuenta tanto el presente como el futuro. Entre tanto, más de 49.000 trabajadores sindicalizados están en huelga en contra de la empresa y han cerrado las fábricas por los últimos seis días.

La directora general de la GM, Mary Barra, ha prometido un "futuro completamente eléctrico", y la compañía está pasando por una reestructuración para conseguir dinero en efectivo en parte para desarrollar 20 modelos eléctricos que planea vender a nivel mundial para 2023.

En la negociación contractual, GM ha ofrecido construir una fábrica de baterías eléctricas en Lordstown, Ohio, donde la empresa está cerrando una planta de ensamblaje. El fabricante, de acuerdo con una persona informada sobre la oferta, quiere que la planta se administrada por una empresa mixta o compañía de baterías. Tendría mucho menos trabajadores sindicalizados que ganarían menos de los 30 dólares por hora que los afiliados de la UAW ganan ahora en las plantas de ensamblaje, dijo la fuente, quien prefirió no ser identificado porque los detalles de los contratos son confidenciales.

Para el gremio, es crucial negociar el mejor salario para los trabajadores de Lordstown porque los trabajos de baterías podrían algún día reemplazar a muchos de los puestos en las 10 fábricas de sistemas de propulsión de GM que ahora emplean más de 10.500 empleados que ganan por hora.