La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Economía

Alemania acusa a jefes de Volkswagen por caso de emisiones

Directivos de la compañia son acusados de manipular el mercado en relación con el escándalo de emisiones diésel que estalló en 2015.

Volkswagen se apresuró a rechazar los cargos y dijo que había “investigado meticulosamente” el asunto a lo largo de casi cuatro años.AP

Fiscales alemanes dijeron el martes que han acusado al director general y al presidente de Volkswagen, así como a su antiguo CEO, de manipulación del mercado en relación con el escándalo de emisiones diésel que estalló en 2015.

El CEO Herbert Diess, el presidente Hans Dieter Poetsch y el exdirector general Martin Winterkorn están acusados de informar a los mercados deliberadamente tarde sobre los enormes costos en los que incurriría la empresa a raíz del escándalo, dijeron los fiscales de la ciudad de Braunschweig.

Esto significa que los directicos afectaron de manera indebida el precio de las acciones de la empresa, dijeron en un comunicado.

Las acusaciones, rechazadas por Volkswagen, obligarían a Diess a dedicar bastante tiempo a su defensa en un momento crucial para la empresa, que trata de dejar atrás el escándalo y se reestructura para enfocarse en autos eléctricos y otras tecnologías limpias.

Los fiscales sostuvieron que Winterkorn estaba al tanto el asunto y de los perjuicios que causaría al menos desde mayo de 2015, Poetsch desde el 29 de junio y Diess desde el 27 de julio. Cada uno de ellos debería haber ordenado la emisión de un comunicado a los mercados en ese momento, sostuvieron los fiscales.

Sin embargo, el escándalo salió a la luz cuando las autoridades estadounidenses dieron a conocer los hechos el 18 de septiembre de 2015.

Winterkorn renunció poco después. Poetsch, gerente financiero en ese momento, pasó a presidir la junta supervisora a fines de 2015. Diess ingresó a la empresa el 1 de julio de 2015, poco antes del estallido del escándalo, como jefe de su marca central, Volkswagen.

Winterkorn fue sucedido como CEO por Matthias Mueller, a su vez reemplazado por Diess en abril de 2018.

Volkswagen se apresuró a rechazar los cargos y dijo que había “investigado meticulosamente” el asunto a lo largo de casi cuatro años con ayuda de expertos de la empresa y externos.

“El resultado está claro: las denuncias son infundadas”, dijo Hiltrud Dorothea Werner, miembro de la junta a cargo de integridad y asuntos legales, en un comunicado. Añadió que si se llega a juicio, la empresa “confía en que se demostrar que las acusaciones son infundadas”.

La junta supervisora dijo que ya había estudiado la posibilidad de que se presentaran acusaciones y que su comité ejecutivo “convocará inmediatamente a una reunión para discutir los próximos pasos”.