La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

La prioridad: ordenar las finanzas públicas

Las primeras acciones del mandatario Laurentino Cortizo Cohen consistieron en organizar la economía del país tras asegurar que heredó un gobierno con las arcas prácticamente insuficientes para pagar a proveedores, planilla y otros compromisos

El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que el crecimiento de Panamá sería de un 5% este año.Cedida

Desde que la administración de Laurentino Cortizo tomó las riendas del país se ha vociferado a todo pulmón su programa de austeridad con eficiencia, de “hacer más con menos”, algo que repite una y otra vez todo su equipo de trabajo ministerial.

Con este programa promete, principalmente, la rebaja de viáticos y restricciones de viajes al extranjero. No obstante, algunos funcionarios, como el propio Cortizo, ya han puesto sus pies en otros países con el objetivo de buscar fondos para reactivar la alicaída economía nacional y atraer la inversión extranjera.

Y es que la estrenada administración gubernamental encontró una deuda interna entre $800 a $900 millones y un hueco fiscal por el orden de los $570 millones. Eso sin contar que el saldo de la deuda pública panameña al 31 de agosto era de $28,556.5 millones.

Los primeros pasos que adoptó Cortizo para esta austeridad fue ajustar el presupuesto del Estado por $1,483 millones, de los cuales $95.3 millones serán destinados a funcionamiento y $988 millones a inversiones. El proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado para el año 2020 hasta el momento asciende a $23,316.3 millones.

Ahora le corresponderá a la Asamblea Nacional, luego de que cada entidad exponga su respectiva sustentación, aprobar el presupuesto del Gobierno para el 2020.

Pero ante la difícil situación que encontró el mandatario, a los 20 días de haber asumido el poder, se fue a la ciudad estadounidense de Nueva York, donde logró reunirse con ejecutivos de las principales casas evaluadoras de riesgo del mundo y representantes de la banca internacional, a quienes les explicó las acciones que están tomando para lograr que Panamá recupere su imagen y fuera excluido de las listas internacionales negativas. También prometió que trabajaría para cumplir con los requerimientos del Grupo de Acción Financiera (GAFI).

Para esta misión se creó la Unidad de Competitividad de los Servicios Internacionales, adscrita a la Presidencia, para coordinar todas las acciones con el fin de sacar a Panamá de todas las listas negras.

Fue en esa primera gira de trabajo internacional que el presidente y su equipo lograron una colocación histórica de bonos por $2,000 millones a un interés de tasas muy bajas, transacción que el oficialismo ha calificado como una evidencia de “la confianza en la recuperación de la economía panameña”.

Dentro de esos pasos para poner la casa en orden, el nuevo gobierno panameño destinó $1,600 millones al pago a proveedores locales. Así mismo, destinó $420 millones para cancelar las deudas pendientes con el sector bancario.

Del mismo modo, se instaló la Agencia para la Atracción de Inversiones y Promoción de Exportaciones bajo el nombre de ProPanamá, la cual fue adscrita al Ministerio de Relaciones Exteriores, y que tiene la tarea de promocionar los bienes y servicios panameños en los mercados internacionales.

Además, el pasado 19 de septiembre, el Ejecutivo sancionó la ley de las asociaciones público-privadas (APP), que promueve la competitividad empresarial y abre las puertas para el financiamiento privado en obras públicas, lo que generará mayores plazas de empleo.

Otro logro alcanzado hasta el momento en materia económica es la modificación a la ley de intereses preferenciales, la cual beneficia a aquellas personas que pacten un préstamo hipotecario, extendiendo el tramo hasta $180,000. La iniciativa no solo busca reactivar el sector de la construcción, sino que también le dará mayor acceso a viviendas, principalmente, a los jóvenes.

A través del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), se modificó la Ley 4 de 1994 que creó el Fondo Especial de Compensación de Intereses (FECI) que consiste en un sistema de intereses preferenciales para el sector agropecuario, que otorga en la primera etapa el 75% al sector agropecuario, y gradualmente llega al 100% en el 2024.

El Plan Colmena es otra de las acciones emprendidas en el gobierno de Cortizo, que consiste en una intervención interinstitucional en 300 corregimientos más necesitados del país con el fin de eliminar gradualmente la pobreza y desigualdad.

Por otro lado, el Ministerio de Trabajo instaló la Mesa de Salario Mínimo en la que los sectores productores de la economía se encuentran revisando los sueldos básicos, para llegar a un consenso.

Pero mientras estas acciones y otras se han ejecutado en los primeros cien días de la nueva administración, el panameño espera y confía que las propuestas del “buen gobierno” de Cortizo se vayan cristalizando en este quinquenio presidencial.