Panamá,25º

20 de Nov de 2019

Economía

Fecamco reitera preocupación por los problemas que atraviesa la región

Las violentas crisis políticas que han desestabilizado a varios países de la región mantiene en alerta al grupo de  Cámaras de Comercio reunidas en Panamá

La Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco), reiteró su preocupación por los problemas que atraviesa la región, entre ellos el creciente debilitamiento institucional, el clima de inseguridad ciudadana, el flagelo de la corrupción, el comercio ilícito y las tentativas gubernamentales para implantar medidas que constituyen obstáculos reales para el comercio intrarregional.

La Fecamco emitió que "teniendo como marco las violentas crisis políticas que están desestabilizando a varios países latinoamericanos, hacemos un llamado a los gobiernos de Centroamérica para que tomen conciencia de la importancia vital que tiene apegarse al Estado de Derecho, el respeto a la democracia y el fortalecimiento de las instituciones, como alternativas que garanticen las libertades individuales, el imperio de la ley y la sana convivencia social".

En el comunicado la Fecamco reconoció que la apertura que ha tenido la actual presidencia pro-témpore del Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) con el sector privado regional, y animando a las próximas a continuar en esa misma actitud, tenemos una puntual observación alrededor de los procesos de elaboración de reglamentaciones comerciales a nivel regional, pues recientemente ha estado en discusión un Etiquetado Frontal de Alimentos.

Debido a lo anterior, la organización insistió sobre el modelo de Guías Diarias de Alimentación versión monocromática, ya que éste describe de manera más acertada el contenido nutricional de un alimento y empodera al consumidor para la toma de decisiones autónomas dentro de un contexto de estilo de vida saludable".

Finalmente, la Fecamco hizo un llamado a Centroamérica a permanecer unida, superando las visiones cortoplacistas y meramente locales para reconocer el enorme potencial de desarrollo que tenemos a través de un proceso real de integración.