Panamá,25º

07 de Dec de 2019

Economía

Panamá busca mayor sostenibilidad en la producción de sus concretos

Con la iniciativas, las concreteras panameñas podrían reducir su huella de carbono y otras emisiones

Se estima que en Panamá hay más de 30 productores de concreto.Cortesía | Apacreto

Cada año en Panamá se producen cerca de 1,500,000 metros cúbicos de concreto, por ello, la Federación Iberoamericana del Hormigón Premezclado (FIHP), invita a las empresas concreteras, a participar en proyecto de abastecimiento responsable, con el que empresas productoras, podrán demostrar –mediante un certificado de un tercero validador- su compromiso con una amplia gama de principios que constituyen la construcción sostenible.

Desde la construcción del canal de Panamá inaugurado en 1914, el país siempre ha sido un referente en el material para la región. Sin embargo, su consumo de concreto se compara con el de países como México, Ecuador, Costa Rica, Perú, Brasil, y Argentina, allí radica la relevancia de la certificación para la disminución de la huella de carbono y la sostenibilidad de la industria.

“El Concrete Sustainability Council, con sede en Suiza lanzó en 2018, una certificación mundial de abastecimiento responsable para concreto, luego de cuatro años de preparación, que revisa, más allá de los permisos y del cumplimiento estrictamente legal, las actividades y mecanismos que empresas productoras de concreto deben cumplir para promover la sostenibilidad en el abastecimiento de un material tan importante en las obras, como es el concreto”, enfatizó Manuel Lascarro, Director Ejecutivo de la Federación Iberoamericana del Hormigón Premezclado.

Esta certificación reconocida por el sistema de certificación de edificaciones BREEAM de Reino Unido y por el sistema DNGB que es popular en Holanda y Alemania. Actualmente se trabaja para que sea reconocida por la certificación LEED, muy conocida en los países de las Américas. A la fecha, más de 250 plantas de concreto, cemento o prefabricados de concreto a nivel mundial cuentan con este certificado.

La Federación Iberoamericana del Hormigón Premezclado es el operador del sistema de certificación en América Latina, entidad que reúne a las asociaciones, institutos y empresas de 21 países de la región, que con el apoyo de la Red One Planet de Naciones Unidas, adelanta un piloto de implementación, para que empresas productoras de estos materiales sean pioneras en la región.

“En estos países, los productores de concreto, cemento y agregados certificados están comprometidos con varios ítems, entre los que se incluyen el respeto de los derechos humanos, las necesidades de los empleados y las comunidades locales; minimizar la huella ambiental relacionada con la producción de concreto, cemento y agregados mediante la implementación de medidas para minimizar el uso de la tierra, el CO2 y otras emisiones, el consumo de energía y agua, el tráfico, la protección de la biodiversidad, entre otros”, añadió Charles Arden-Clarke, representante de la Red One Planet, Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Así mismo, impactos en áreas de gestión, salud, bienestar, energía, uso ecológico del suelo, innovación y transporte, se suman a las categorías que evalúa BREEAM de Reino Unido, uno de los sistemas que reconoce esta importante certificación, que actualmente ofrece la FIHP; permitiendo que las empresas sean sostenibles y garantizando un nivel de crecimiento de los países sin descuidar el medio ambiente.

Actualmente se estima que en Panamá hay más de 30 productores de concreto, según datos de la Asociación Panameña de Productores de Concreto (Apacreto), entidad miembro de la FIHP.

Las inscripciones para el piloto están abiertas hasta el 30 de noviembre de 2019 y los requisitos se encuentran disponibles en https://hormigonfihp.org/csc-2/news