Temas Especiales

11 de Aug de 2020

Economía

Cepal proyecta que economía panameña cierre en 3.5%

El organismo espera que la inflación sea negativa el próximo año.Archivo | La Estrella de Panamá

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevé en su último informe de diciembre que la economía panameña termine este año con un crecimiento de un 3.5%, una tasa menor a la registrada en 2018, que fue de 3.7%

El organismo internacional destaca que el moderado crecimiento del país, comparado con las tasas observadas en la última década, se debe a una pérdida generalizada de dinamismo de los principales sectores que componen la economía nacional.

En tanto, para el 2020 la Cepal proyecta que el producto interno bruto (PIB) de Panamá crecerá un 3.8% debido al repunte del sector de la construcción a la luz de los diversos proyectos públicos en curso.

“Ante la estabilidad esperada en los precios del petróleo y la puesta en marcha de la mina de cobre ubicada en Colón se prevé un bajo déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos”, precisa la información.

Del mismo modo, la Comisión espera que la tasa de inflación continúe baja y que incluso llegue a ser negativa. El año pasado los bienes y servicios en el país registraron una leve alza de 0.8% con respecto al 2017.

Por último, la Cepal estima un déficit fiscal del 3.5%, dentro del límite establecido en la Ley de Responsabilidad Fiscal de Panamá.

El mes pasado, el organismo internacional proyectó un crecimiento para el país de 3.7% para 2019 y 3.8% para 2020.

En cuanto a la región, el ente de las Naciones Unidas destaca que este 2019 —en contraste con años anteriores— 18 de los 20 países de América Latina, así como 23 de las 33 economías de América Latina y el Caribe, presentan una desaceleración en la tasa de crecimiento de su actividad económica.

Ante este panorama se estima que este 2019 las economías de América Latina y el Caribe crecerán a una tasa promedio del 0.1%. En tanto, que las proyecciones para el 2020, el crecimiento estimado de los países será de un 1.3% en promedio.

“De proseguir este escenario, el septenio 2014-2020 sería el de menor crecimiento económico en la región en los últimos 40 años, en un contexto global de bajo dinamismo y creciente vulnerabilidad del que no se esperan impulsos positivos significativos”, resalta el informe del organismo.