27 de Oct de 2021

Economía

Independencia y transparencia, algunos de los retos del nuevo contralor

A partir de este 2 de enero, la Contraloría de la República cuenta con un nuevo regente, Gerardo Solís, quien tendrá la gran responsabilidad de vigilar los recursos del país

Independencia y transparencia, algunos de los retos del nuevo contralor
Gerardo Solís recibió las llaves de su nuevo despacho de manos de Federico Humbert y lo acompañó parte de su equipo de trabajo.Contraloría General de la República

Independencia, transparencia y eliminar todo vestigio de corrupción son algunos de los retos que tiene por delante el nuevo contralor General de la República, Gerardo Solís.

Sumado a esto, uno de sus mayores compromisos en estos momentos es que se realicen los Censos de Población y Vivienda 2020, recuentos previstos para el 24 de mayo próximo, pero la fecha está en vilo debido a que empresas que ofrecieron sus servicios para este evento impugnaron algunas licitaciones.

Economistas consultados por La Estrella de Panamá dijeron que el nuevo contralor tiene muchos retos por delante, pero sobre todo dijeron que debe velar porque los recursos del país sean utilizados honesta y responsablemente.

Para el economista Rolando Gordón, lo primero que debe tener en cuenta el contralor es trabajar con transparencia y poseer una libertad de acción sin responder a intereses políticos.

Aparte de tener una buena vigilancia sobre el presupuesto de la Nación, no debe aceptar bajo ninguna condición el pago de planillas que no sean oficiales, puntualizó este especialista, refiriéndose a los últimos escándalos de la Asamblea Nacional de Diputados sobre uso de fondos especiales para la contratación dudosa e irregular de personal.

“Lo que requiere la ciudadanía es un contralor que trabaje con independencia y transparencia; y que ante todo se ponga los pantalones bien puestos para poder hacerle frente a los políticos que quieren usar el presupuesto (del Estado) para fines de campaña”, afirmó este académico universitario.

En tanto Olmedo Estrada, secretario general del Colegio de Economistas de Panamá y también expresidente de esta organización, señaló que el contralor es una figura muy importante para el control de las finanzas públicas del gobierno, por lo que debe eliminar todo vestigio de corrupción que se ha dado en los últimos años y que esto sea un ejemplo para las futuras administraciones gubernamentales.

Puntualizó que este funcionario debe trabajar específicamente en controlar el gasto público de tal manera que se esté dando un manejo transparente de las finanzas públicas .

“Eso fundamentalmente porque la labor de un contralor es vigilar que los recursos del país se estén manejando de manera eficiente” y que vaya cónsono con el desempeño de la economía de Panamá.

Para el también economista Felipe Chapman, el reto inmediato que tendrá que asumir el contralor Gerardo Solís es la realización del Censo 2020, pues “su confiabilidad permitirá tomar mejores decisiones, tanto de políticas públicas como en el sector privado”.

Por el momento se desconoce la fecha del censo de población en Panamá, debido a que el consorcio PBS-Xerox impugnó la licitación relacionada con la contratación para la impresión y suministro de materiales censales, servicios logísticos y de procesamiento de los cuestionarios que se aplicarán en esta actividad.

A esta inconformidad también se sumó la empresa RC Contractors.

En este caso, reclamó el acto público para la compra de teléfonos móviles y accesorios que se usarán en el empadronamiento de viviendas.

Cuando conoció de la postergación de la fecha de los Censos del 2020, el mandatario Laurentino Cortizo mostró su disgusto y expresó que no se puede “estar en este rejueguito de las empresas y las impugnaciones”.

Mientras tanto, solo toca esperar el fallo del Tribunal Administrativo de Contrataciones Públicas y el respaldo del nuevo contralor sobre este tema.

Chapman asegura, por otro lado, que corresponderá también al nuevo contralor continuar fortaleciendo el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), ya que el mismo es una fuente de información nacional de gran valor.

“La Contraloría puede jugar un rol clave en la prevención y combate a la corrupción en el sector público, sin tener que ser un obstáculo para el debido funcionamiento del Estado”, añadió además Chapman en sus respuestas a este diario.

El pasado lunes 30 de diciembre, el contralor Gerardo Solís recibió de manera simbólica las llaves de su nuevo despacho de manos de su antecesor, Federico Humbert.

Ahora Solís —un hombre que conoce muy bien la cosa pública por los prestantes cargos que ha ocupado y que incluso lo llevaron a ser candidato presidencial— tendrá no solo el honor de añadir una experiencia a su hoja de vida, sino que tendrá que ser un sabueso con el dinero público que aportan todos los ciudadanos en Panamá.